Nuevo Museo Porsche

Abierto el nuevo Museo Porsche


Con el fin de presentar la interesante historia y tradición de Porsche de un modo más atractivo que nunca, el pasado 31 de Diciembre abría sus puertas el Nuevo Museo Porsche conteniendo en sus 5.600 metros cuadrados de exposición, los 60 años de historia de esta prestigiosa Marca.

En la Porscheplatz de Stuttgart-Zuffenhausen, junto a la fábrica matriz de Porsche, destaca el nuevo museo Porsche por su gran atractivo arquitectónico. Toda la historia de Porsche está presente en más de 5.600 metros cuadrados se exponen unos 80 vehículos Porsche. Además de restaurante, cafetería y tienda, un vistazo al taller del museo dedicado a vehículos históricos Porsche convierte la visita en una experiencia perfecta.
Un total de 170 arquitectos europeos hicieron una propuesta para este proyecto, y Porsche invitó a 10 renombrados arquitectos de Alemania, Austria y Suiza para que participaran con sus proyectos en la construcción de esta “Catedral” de la historia de la Marca. 
Este nuevo museo, cuyos planos finalmente han sido realizados por el bufete de arquitectura de Viena Delugan Meissl, cuenta con una superficie de exposición de más de 5.000 m. Se trata de un impresionante edificio monolítico que parece estar suspendido en el aire, flotando sobre el suelo.
La mejor definición que para nosotros merece el Nuevo Museo Porsche, es la de una auténtica “Catedral” de la Historia de la Marca, con una presentación diáfana e impresionante.
Con la presentación de más de 80 vehículos, junto con una exposición sobre la historia de la empresa, el nuevo Museo Porsche nada tiene en común con el pequeño pero interesante museo antiguo, que solo podía dar cabida a 20 de los históricos coches de la Marca germana.
Un paseo por el nuevo y espectacular Museo nos acerca, siguiendo un orden cronológico a la larga y dilatada historia de Porsche, comenzando en el año 1900 con las actividades de construcción y desarrollo del Profesor Ferdinand Porsche.
Diversas zonas temáticas, por ejemplo la que trata sobre la creación y el desarrollo de la gama 911, nos introducen con profundidad en los hitos de la historia de Porsche. El llamado “Taller Clásico” ofrece a los visitantes y fans de Porsche una visión fascinante de los trabajos de restauración de históricos vehículos deportivos, desde el mantenimiento hasta la reparación de los coches.
En el primer piso se encuentra el área de entrada, que no solamente sirve como lobby y punto para comenzar el tour con un guía, sino también que también permite interesantes introducciones dentro del taller para los vehículos históricos y de archivo. El área del lobby de la exhibición contiene toda la historia de la firma desde 1948.
Desde ahí, el visitante puede trasladarse al área principal de la muestra, representada por la historia cronológicamente mostrada del los coches de la Marca después de 1948, así como diferentes stands monográficos que incluyen, entre otras cosas, Porsche en Le Mans, la Targa Florio, prototipos, la era del 917 y la evolución del 911, en modelo más carismático de la Marca y con cual se le identifica, siendo el “911” dentro de todos los modelos producidos por la firma de Stuttgart, su verdadero “Icono” y signo de identidad.
En la imagen superior, una exposición monográfica sobre los Porsche 917 que con sus motores boxer de 5 litros, marcaron toda una época, mostrándose como los Sport más rápidos del Mundo y consiguiendo la victoria en las 24 horas de Le Mans en 1970 y 1971 y en ese segundo año, rompían todos los records establecidos anteriormente.
Junto al victorioso Porsche 917 K del Porsche Salzburg que se adjudicaba la edición de 1970 en la 24 Horas de Le Mans, pilotado por Hans Herrmann-Richard Attwood
A la izquierda del mítico Porsche 917 nº 23, uno de sus predecesores, el Porsche 908 cola larga, una versión que se usaba exclusivamente por las largas rectas de la prueba francesa, ya que si bien los cola larga eran más rápidos en recta, en las zonas viradas estaban en desventaja, frente a las versiones cortas.
En la imagen inferior, uno de los Porsche 944 Turbo, por delante del 961 que participó en las 24 Horas de Le Mans de 1987 encuadrado en grupo B, con una potencia de 680 cv para 1.150 kg y que en su segunda participación en las 24 horas era pilotado de nuevo por René Metge, acompañado por Claude Ballot-Lena y el estadounidense Kees Nierop.
En esta imagen, podemos ver con detalle, la segunda versión del Porsche 961 y diseñado por el ingeniero jefe del proyecto de su tracción integral, Roland Kussmaul, que en 1986 con un motor limitado de potencia (podían alcanzarse los 800 cv.) a 640 cv. para una durísima carrera como eran las 24 horas, se hacía finalmente con una excelente 7ª posición scratch y primeros de clase IMSA
Al año siguiente, volvían a repetir la experiencia de nuevo con René Metge junto a Claude Ballot-Lena y Kees Nierop, con el objetivo de demostrar que pese a su mayor peso y consumo de carburante, podían obtener una de las primeras posiciones. Si bien la cabalgada del 961, en aquellos momentos pilotado por Nierop, se veía oblugado a abandonar a mitad de carrera (vta. 199) por un accidente.
En la inferior, sus sucesores los 956 y 962 que dominaron el Mundial de Marcas y las 24 Horas de Le Mans desde 1982 hasta 1987, consiguiendo siete victorias absolutas consecutivas; con el GT1 vencedor en Le Mans en 1998 conseguían el doblete y delante de ellos, el Porsche 961 que participaba en la edición de 1987.
¿Quién no recuerda las espectaculares victorias de los 911/935 Oficiales de fábrica y bajo los míticos colores del Porsche Martini Racing Team, toda una saga de maravillas de la ingeniería que tuvieron su culminación con el 935 Moby-Dick que contribuyeron a conquistar algunos de los Campeonatos del Mundo de Marcas para la Marca de Stuttgart, algunas de cuyas unidades podemos admirar en el Nuevo Museo.
La útima de las victoria oficiales de la Marca en las 24 Horas de Le Mans, la protagonizaban sus coches de clase GT1, que copnseguían un incontestable doblete en la edición de 1988 con sus habituales números 25 y 26, siendo en esta ocasión la victoria para el coche pilotado por McNisch-Ortelli-Aiello
Seguidos en 2ª posición por el coche gemelo de Bob Wollek-Müller-Alzen.
En estas imágenes, las primeras versiones de la saga 911 Martini Racing Team, que tantas victorias acumularon.
En la década de los 70, consiguieron importantísimas victorias, tanto en la famosa Targa Florio de 1973 y contribuyeron a los Campeonatos del Mundo de Marcas que conquistó Porsche en la década de los 70
Marca polifacética en competición, también salió victoriosa de las arenas africanas en la edición ya en su preparación con uno de los 911 pilotado por René Metge en 1984, pero fue en 1986, cuando a bordo de los nuevos 959, limitados a 400 cv. por la baja calidad de la gasolina que podían encontrarse durante la prueba, los dos Porsche 959 diseñados de nuevo por Roland Kussmaul, se hacían con una acaparadora victoria, copando las 2 primeras posiciones, repitiendo victoria el experimentado René Metge y secundado en 2ª posición por su compañero el belga Jackie Ickx …. siendo el coche de asistencia rápida donde iba Kussmaul ¡¡ 6º !! demostrando un dominio abrumador sobre sus competidores.
En la siguiente foto, algunos de los protagonistas de la Historia deportiva de la Marca, como fueron en su momento, los afamados  y victoriosos Porsche 911 del Martini Racing, junto a los veteranos 908 y 908/3 y también a uno de los rápidos 904
Aquí podemos observar uno de los Porsche 908/03, que a pesar de lo que su denominación sugiera, no era una evolución en absoluto de los anterior 908/01 y 02, con los que compartía únicamente el motor de 3 litros y ocho cilindros, con una potencia que alcanzaba los 350 cv. y en algunas unidades más preparadas, podía llegar a los 370 cv. para un peso de 545 kg. siendo en realidad una evolución del Bergspyder 909. 
En la imagen inferior uno de los Porsche 908/02 Spyder de 3 litros de finales de la década de los 60
Otro de los protagonistas de tan espectacular Museo, es el Porsche 935/2 conocido popularmente como 935 Baby, consytruído a semejanza de sus hermanos de categoría superior, para luchar el Baby en la clase hasta 2 litros.
La nueva instalación también dispone de la indispensable tienda oficial, restaurante para visitantes, cafetería y un exclusivo comedor con una larga terraza.
Más de 300 plazas para estacionamiento están disponibles debajo de la estructura para los visitantes. La construcción también ser utilizada para grandes eventos, como presentaciones de vehículos, eventos de los clientes o conferencias de prensa, siendo el marco perfecto para todo lo relacionado con la Marca.
Al margen de los coches integramente de la Marca, quien no recuerda aquellos excitantes de la F-1, en que Niki Lauda al volante del McLaren-Porsche se proclamaba por tercera vez Campeón del Mundo en 1984 antes de su retirada, en dura lucha con el francés Alain Prost, siendo el francés el que conseguía los títulos mundiales de 1985 y 1986, dominando los motores TAG Porsche esa etapa de la F-1
Sin ninguna duda, en nuevo y esperado Museo Porsche, va a convertirse en lugar de peregrinaje de todos los apasionados de la Marca y de los aficionados al automovilismo deportivo en general, siendo el cálculo de visitantes esperados por anualmente de 200.000 y el precio de la entrada a esta “Catedral” de solo 8 EUR.

Esperando que podáis visitar pronto ese “Santuario Porschista” del que os informamos desde la redacción de    aprovechamos la ocasión para saludaros cordialmente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *