Un regreso con sabor agridulce

wec2014_03
   24 Horas de Le Mans 2014 – Duro regreso
Antes del largamente esperado, retorno de Porsche, a la que siempre ha sido “su” prueba fetiche, donde es la Marca más laureada, del FIA WORDL ENDURANCE CHAMPIONHSHIP, las 24 Horas de Le Mans, se disputaban dos pruebas, la primera de ellas, las 6 Horas de Silvernstone, donde acudían las tres Marcas pretendientes a la victoria absoluta, Porsche AG,  Audi  y Toyota, con dos equipos cada una.
Pruebas que iban a ser muy útiles a las tres Marcas, para poner a punto y mejorar sus coches en vista a la cita más importante y que mediáticamente, tiene el valor de un Campeonato.
  6 Horas de Silverstone
En esta primera carrera, el Porsche 919 Hybrid pilotado por Dumas, Jani y Lieb, se calificaba en la 3ª posición, tras uno de los Toyota TS 040 Hybrid y uno de los Audi R-18 e-tron quattro, quedándose el 919 nº 14 a solo 313/1000 de la pole ….. prometedor.
La carrera iba a suponer una debacle total para los dos Audi R-18, el primero de los cuales, abandonaba antes de la primera hora de carrera, haciéndolo el segundo cuando se llevaba disputa media carrera a las 3horas y 3 minutos.
Entre los abandonos de los dos coches de Audi, se producía también el del Porsche 919 Hybrid nº 14 de Dumas-Jani-Lieb que abandonaban 6 vueltas después del primer Audi, tras llevar en carrera, 1h15′
Para disputarse la victoria, quedaban los dos Toyota TS 040 Hybrid y uno de los Porsche 919 Hybrid, pilotado por Bernhard-Webber-Hartley, que rodando a un ritmo de 1 segundo aproximadamente más lentos que los dos Toyota de cabeza, se hacían finalmente con la tercera posición a dos vueltas del vencedor ……. pero, era solo la primera carrera, que es donde realmente se ve donde está cada coche.
Los dos equipos oficiales a bordo de los Porsche 911 RSR, cumplían a la perfección y conseguían el doblete en clase LMGTE-Pro la más exigente de las dos categorías de GT, siendo los vencedores, Holzer-Makowiecki-Lietz, seguidos por sus compañeros de equipo, Pilet-Bergmeister-Tandy a 45″ de los primeros, ocupando la 7ª y 8ª posición de la general y por delante del resto de GTs.
 Tras este inicio prometedor en GB, el campeonato se iba hasta Bélgica, para disputar la segunda prueba.
  6 Horas de Spa-Francorchamps
El victorioso con Olaf Manthey al frente, que representaba Oficialmente a   logrando en el maravilloso trazado belga, la primera “pole” para el nuevo Porsche 919 Hybrid con el coche de Dumas-Lieb-Jani que marcaban un magnífico crono de 2’01″198/1000 (para el tiempo, se promediaba el crono de dos de los pilotos de cada coche)
Al 919 Hybrid, le seguía el Toyota TS 040 Hybrid nº 8 a +638/1000 y en tercera posición el Audi R-18 e-tron nº 2 ya a +1″301/1000, cuarto era un segundo Toyota, quinto el segundo Porsche 919 Hybrid y cerrando el grupo de aspirantes a la victoria, otros dos Audi R-18 e-tron.
En clase LMGTE-Pro en esta ocasión, los Porsche 911 RSR Oficiales, solo podían conseguir el tercer y cuarto mejor tiempo, adjudicándose la pole entre los GT, el Ferrari F458 Italia de Bruni-Vilander, por delante del Aston Martin Vantage V8 de Turner-Mücke-Senna, pero todos en la misma décima que Holzer-Mackowyeki con el 911 RSR nº 92, que era tercero.
Tras esta prometedora sesión de calificación, la carrera devolvía la cosas a su lógico lugar, teniendo en cuenta, la rapidez de los coches del Equipo Toyota, que se estaban mostrando, como los más rápidos del trío  Porsche-Audi-Toyota.
La victoria, al término de las 6 horas, era por tanto, para Davidson-Lapierre-Buemi con el Toyota TS 040 Hybrid, con una ventaja de 1’13″926/1000 sobre Di Grasi-Duval-Kristensen con el primero de los Audi R-18 e-tron, siendo la tercera posición del podio para el segundo de los Toyota a menos de 7 segundos del Audi que le precedía.
Autores de una prometedora “pole”  Dumas-Jani-Lieb con el Porsche 919 Hybrid nº 14, en carrera debían conformarse con la cuarta plaza, fuera del podio, que parecía podían tener a su alcance, no pudiendo en carrera, evitar verse doblados por los tres primeros.
Peor suerte tenía sus compañeros con el otro 919 Hybrid, que aquejados por problemas, caían hasta las últimas posiciones de carrera, con 23 vueltas perdidas.
En clase LMGTE-Pro, el Ferrari F458 de Bruni-Vilander, hacía bueno el pronóstico de la calificación y se adjudicaban la prueba belga por delante del resto de GTs
En el Team Porsche Manthey, conseguían mejorar en carrera, respecto a la sesión de calificación y solo eran superados por el rápido Ferrari de los anteriores, logrando una excelente 2ª plaza, a 1 vta del coche italiano a bordo del 911 RSR nº 91 pilotado por Pilet-Bergmeister
Completaba el podio de clase GT, el otro F458 de Rigon-Calado.  El otro 911 RSR oficial de Holzer-Mackowieki, solo podía ser 9º entre los GT.
Tras disputarse la carrera de Spa y ante el importante reto de la siguiente prueba, las 24 Horas de Le Mans, que en cierta forma, por si solas, valen un Campeonato, en el seno de   es de imaginar, que empezaban a cernirse las dudas de si el magnífico Equipo formado junto a Olaf Manthey, tendría la suficiente madurez y solidez, para hacer frente a 24 horas de carrera, que en la actualidad, no se corren a ritmo de “resistencia”, pues todos los equipos con aspiraciones de conseguir la ansiada victoria, mantienen un ritmo de carrera altísimo, prácticamente de calificación, sin darse el más mínimo respiro, ni tampoco a las mecánicas.
   45ª  Edición de las 24 Horas de Le Mans
Llegaba finalmente el auténtico motivo de lo que en   denominaban con orgullo y mucho despliegue mediático …..
La semana previa a la carrera, fue frenética para todos los equipos, pruebas, entrenamientos, más pruebas, modificaciones, análisis exhaustivos, hasta que llegó la hora de la verdad …… la Calificación.
Durante la celebración de los test del día 1 de Junio y los primeros Libres del día 11, se empezaron a constatar varias cosas. Una la gran rapidez de los Toyota que alineaba dos equipos con los TS 040 Hybrid (dotados de dos sistemas de recuperación de energía, pero ambos, utilizando como fuente la frenada)
Solo un poco más lentos, se situaban los tres equipos sobre los Audi R-18 e-tron, que a diferencia de los demás, habían decidido usar un solo sistema de recuperación de energía en el sistema de frenado, y que a diferencia de Porsche y Toyota, eran tracción quattro, siendo sus rivales, tracción trasera ambos.
Tanto los Toyota como los Audi, alcanzaban una velocidad máxima de 240,9/240,3 km/h y unos cronos por vuelta que encabezaba Toyota con 3’23″652/1000, quedándose el siguiente, uno de los Audi a poco más de 3/10 de seg.
Por su parte, los dos Porsche 919 Hybrid, parecía que adolecían de menor velocidad punta 237,5 km/h y también de ser más lentos por vuelta, algo muy preocupante, pues se encontraban a casi 3 segundos el más rápido de los dos.
Todo esto ocurría antes de empezar las tres sesiones de Calificación.
A la vista de los test y de los Libres, el panorama no se presentaba muy favorable para pero mejor no adelantemos acontecimientos.
Sesiones de Calificación (1ª día 11 – 2ª y 3ª día 12)
El día 11, se celebraba la primera sesión de Calificación, y al día siguiente, la segunda y tercera, que servían para formar la parrilla de salida de estas 45ª 24 Horas de Le Mans.
Desde la primera sesión, se vio que en Porsche, habían hecho los cambios necesarios para intentar adjudicarse la “pole” una recompensa nada despreciable en el aspecto mediático.
En la Primera Sesión, los dos Porsche 919 Hybrid, se situaron en 1ª y 2ª posición, en la tabla de tiempos, bajando ambos 3 segundos con respecto a sus tiempos de los libres, con Bernhard-Webber-Hartley en la primera con un crono de 3’23″157/1000, seguidos de Dumas-Jani-Lieb con 3’23″928/1000
En tanto, que en las filas de Toyota y Audi, se mantenían en tiempos discretos, rodando todos en 3’25 / 3’26”, más lentos que en los anteriores libres.
En la Segunda Sesión de Calificación, en Toyota, con Wurz-Sarrazin-Nakajima con el TS 040 nº 7, ya empezaban a rodar en “serio” marcando un tiempo de 3’22″589/1000
En el Team Porsche Manthey también forzaban el ritmo y Dumas-Jani-Lieb se situaban a solo 119/1000 del Toyota nº 7, seguidos por sus compañeros Bernhard-Webber-Hartley a 200/1000 del Porsche nº 14 rodando ambos en 3’22″708 y 3’22″908 respectivamente. Tras ellos en 4ª y 5ª posición, se situaba el primer Audi R-18 e-tron a 682/1000 del Toyota que ostentaba el mejor crono, seguido del segundo de los Toyota a 1 segundo del líder en aquellos momentos.
Los dos Audi R-18 restantes, marcaban unos discretos 3’24” y 3’26 respectivamente, manteniéndose a la expectativa.
La Tercera Sesión de Calificación, iba a decidir la formación de parrilla, que en estos momentos estaba encabezada por el Toyota nº 7 y los Porsche nº 14 y 20 respectivamente.
En un nuevo alarde de lo rápidos que eran los Toyota TS 040 Hybrid, el nº 7 de Wurz-Sarrazin-Nakajima, rompía la barrera del 3’22” marcando un definitivo 3’21″789/1000 que finalmente le otorgaba el “honor” de ostentar la “pole”.
En Porsche, de nuevo forzaban el ritmo para tratar de conseguir la pole, si bien debía conformarse con ser segundos y completar la primera fila de parrilla con el coche nº 14 de Dumas-Jani-Lieb quienes a pesar de bajar 6/10 su anterior crono,  se quedaban a 357/1000 del Toyota con un crono de 3’22″146/1000
La segunda fila, quedaba configurada con el Toyota nº 8 de Davidson-Lapierre-Buemi con 3’22″523/1000 siendo cuarto el Porsche nº 20 con Bernhard-Webber-Hartley
Detrás de Toyota y Porsche que habían luchado por la “pole” se situaban, sin inmutarse, los tres Audi R-18 e-tron, marcando respectivamente, 3’23, 3’24” y 3’25
Si bien Porsche con el nuevo 919 Hybrid no había logrado la pole, con unos Toyota que se mostraban rapidísimos, el estar en primera fila con uno de sus coches y en segunda con el otro, era un excelente resultado.
  Porsche en la Clase LMGTE-Pro y LMGTE-Am
No sabemos, si fruto de enorme trabajo que tenían en con los 919 Hybrid, o porque Manthey había llevado a su límite a los otrora, vencedores habituales en clase GT, los 911 RSR, tanto del Equipo Oficial, como los de los Equipos privados, estaban muy lejos del ritmo, exhibido por todos sus rivales, Ferrari, Chevrolet y Aston Martin, pero lo cierto, es que se mostraban lentos, incapaces de mantener el ritmo, de sus habituales rivales, a los que solían dominar.
Lejos de los primeros lugares en los Test, era en los Libres, donde empezaban a subir algunas posiciones, pero nada que hiciese esperar un buen resultado, este año, de los 911 RSR de clase LMGT-Pro, en tanto que en la clase inferior, la LMGT-Am, parecían estar un poco mejor situados.
Empezaban a disputarse las tres Sesiones de Calificación, y había llegado el momento de tratar de lograr una buena clasificación de salida, que siempre viene bien, aunque sea para una carrera de 24 Horas.
En la Primera Sesión, el mejor tiempo era para el Ferrari F458 Italia de Bruni-Vilander, que se mostraba intratable en esta edición, marcando 3’54″754/100 y siendo el único GT en bajar del 3’55”. La segunda posición provisional era para Turner-Mücke con el Aston Martin Vantage V8 con 3’55″067/1000
El tercer mejor crono de esta sesión, era para el 911 RSR Oficial de Holzer-Makoviecki a 449/1000 del Aston Martin.
En la segunda sesión de Calificación, nuevamente Bruni-Vilander con el F458 Italia, volvían a marcar el mejor tiempo, siendo el segundo mejor registro para uno de los rápidos Corvette C7 pilotado por Magnussen-García-Taylor con un crono de 3’55″038, haciendo retroceder hasta tercera posición al Aston Martin Vantage V8 de Turner-Mücke-Senna que se quedaban a 29/1000 del Corvette.
Con el 4º y 5º mejores tiempos respectivamente, Holzer-Mackoviecki-Lietz y Pilet-Bergmeister-Tandy situaban los dos Porsche 911 RSR oficiales detrás del trío anterior, con unos cronos de 3’55″516 y 3’56″864 siendo habitualmente más lento el coche de los segundos.
En la tercera y definitiva Sesión de Calificación, Bruni y Vilander, a los que se unía Fissichella a bordo del Ferrari f458 italia, rebajaban en más de un segundo su crono, haciéndose con autoridad con el mejor registro entre los GTs y un tiempo de 3’53″700/1000
También Magnussen-Garcia-Taylor forzaban el ritmo y mantenía el Corvette C7 en la segunda plaza con un crono de 3’54″777/1000 pero ya a más de un segundo del Ferrari.
Turner-Mücke-Senna, conseguían revalidar la tercera posición con el Aston-Martin Vantage v8 con un tiempo de 3’54″891/1000, por delante del segundo de los Corvette, pilotado por Gavin-Milner-Westbrook que se quedaban a 3/10 por detrás del Aston.
La quinta plaza, se la arrebataban también a los Porsche 911 RSR oficiales, el otro Ferrari f458 Italia, pilotado por Griffin-Parente-Leo con un crono de 3’55″347/1000
En esta última y definitiva Clasificatoria, el Porsche 911 RSR Oficial de Holzer-Mackoviecki-Lietz, se veía relegado a la sexta posición entre los GTs y la 34ª de la Parrilla de Salida
La séptima, era para el segundo 911 RSR Oficial con Pilet-Bergmeister-Tandy, a 1/10 de sus compañeros de equipo.
Las previsiones para la carrera, no eran muy favorables, para los Porsche 911 RSR Oficiales, que en 2013, habían conseguido el doblete en GTs, siendo especialmente el Ferrari nº 51 de Bruni-Vilander-Fisichella y los dos Corvette C7 oficiales, mucho más rápidos que los coches alemanes, que perdían con respecto al F458 líder, casi dos segundos, y uno respecto a los Corvette C7 entre los que destacaba el de Magnussen-García-Taylor, sin olvidarnos de los siempre rápidos, Aston-Mantin Vantage V8 que también presentarían segura batalla a los dos 911 RSR nº 92 y 91 ……..
24 Horas para recuperar el “prestigio” y no ser ser “Our return”
Con el antecedente de las anteriores ediciones, era sabido, de que la carrera iba a disputarse a ritmo altísimo, como si se tratase de una carrera de 3 horas.
Con la primera línea formada por el Toyota TS 040 Hybrid, el nº 7 de Wurz-Sarrazin-Nakajima autor de la “pole” junto al Porsche 919 Hybrid nº 14 de Dumas-Jani-Liebpor delante de los el segundo Toyota nº 8 y el segundo 919 Hybrid nº 20, con los tres Audi R-18 e-tron, cerrando el grupo de candidatos a la victoria.
Inmediatamente tras darse el banderazo, el Toyota nº 7 pilotado por Wurz estaba más atento a la misma y empezaba su escapada en solitario al frente del restos de aspirantes, manteniendo Jani con el Porsche 919 Hybrid su 2ª posición, talonado por el otro Toyota pilotado por Lapierre, el 919 con Timo Bernhard y los tres Audi cerrando el grupo de 7 coches que se iban escapando.
Al final de la primera vuelta, con Wurz en cabeza, Lapierre situaba el segundo Toyota por delante Neel Jani, con el 919 nº 14, al mismo tiempo que el Audi R-18 de Lotterer se situaba en 4ª posición, con Bernhard 5º por delante de los otros dos Audi oficiales.
Tras completarse la segunda vuelta de las 317 que finalmente daría el coche ganador, las tres primeras posiciones permanecían inalterables, con los dos Toyota TS 040, con Wurz y  Lapierre, por delante del Porsche 919 de Neel Jani, pero ya los tres Audi, habían superado al 919 de Timo Bernhard, que iba perdiendo terreno y cerraba el grupo.
En Clase LMGTE-Pro las cosas tampoco iban bien para Porsche, que tenía el primer 911 RSR situado en 5º posición, por detrás del Ferrari F458 de Bruni, segundo era el Corvette de Magnussen, tercero el Aston de Turner y cuarto el otro Corvette de Gavin, siendo el segundo Porsche 911 RSR Oficial, séptimo en esta segunda vuelta.  La caras serias, empezaban a aflorar en el box de Porsche.
En cabeza, durante la 4º vuelta, con los dos Toyota nº 7 y 8, 9 segundos por delante de Audi de Lotterer, Neel Jani conservaba como podía la 4ª plaza con el 9191 Hybrid, por delante de los Audi de Bonanomi y Kristensen con Timo Bernhard con el 919 nº 20 ya a más de 16 segundos y cerrando el grupo.
Mientras en Audi, las caras, especialmente del Dr. Ulrich mostraban la satisfacción, en el box de los Porsche 919, empezaban a preocuparse.
Durante la 5ª vuelta, Neel Jani con el 919, forzaba el ritmo, dejando atrás a los dos Audi que le acosaban, acercándose al 3º que no era otro el Lotterer con el primero de los Audi.
Media hora de Carrera:  Alexander Wurz con el Toyota TS 40 seguía como sólido lider, seguido en 2ª posición a 18″17 por el Audi R-18 de Lotterer, que había superado al Toyota de Lapierre (que se había salido en la chicane) y que le seguía a 22″50 en 3ª posición.
La 4ª posición seguía en manos de Neel Jani con el Porsche 919 Hybrid a 23″8 del líder y seguido por el Audi R-18 de Bonanomi y el otro 919 Hybrid de Bernhard, al haber hecho su 1ª parada en boxes el Audi de Kristensen .
Entre los LMGTE-Pro, el Ferrari de AF Corse pilotado por Bruni, era el líder, por delante de Magnussen y Gavin con los dos Corvette.
En estos instantes cuando faltaban 23h28’41” para el fin de carrera (solo disputados 32 minutos) el Porsche 919 Hybrid de Neel Jani, empezaba a rodar lentamente con problemas, para dirigirse al box, dejando la lucha en un mano a mano entre Toyota y Audi.
Mientras el 919 nº 14 que antes de la avería era 4º, recorría la interminable distancia a marcha lenta, que le separada de sus mecánicos, y que al llegar, entraban el coche en el box, para tratar de solucionar la avería.
Entretanto, en clase LMGTE-Pro, tras el Ferrari F458 y los dos Corvette, Turner con el Aston Martin, era 4º
En la vuelta 12 (42 minutos de carrera) el líder, Wurz con el Toyota, hacía su primera parada en boxes, llevando ya 1 vta de ventaja sobre el 2º clasificado el Audi R-18 Lotterer (que ya se había detenido) y del 3º el Porsche 919 Hybrid de Timo Bernhard, que todavía no había entrado a hacer el primer repostaje.
Tras su parada, volvía Wurz a pista, manteniendo la 1ª posición, mientras tras una parada de 15 minutos donde reparaban su motor, el Porsche 919 Hybrid volvía a pista, el rápido Toyota de Lapierre, en 3ª posición, atacaba sin tregua al R-18 de X que estaba a 32 segundos del líder.
A 5 minutos de cumplirse la 1ª hora, aprovechando el doblaje de uno de los 911 RSR Oficiales, Lotterer se escapa unos metros del Toyota, que a su vez era adelantado por el tercer Audi pilotado por Bonanomi, con el que luchaba ahora.
Más atrás Kristensen a 30″ de ellos junto a Timo Bernhard, que ahora era el primero de los 919 Hybrid, eran 6º y 7º respectivamente.
1ª Hora – Clasificacion
Sólido líder, Alexander Wurz con el Toyota TS 040, tenía una ventaja de 36″8 sobre el Audi R-18 de Lotterer. 3º Bonanomi con otro R-18, seguía luchando con Lapierre y el segundo Toyota a 39″ los dos. En 5ª posición Kistenssen con el tercer R-18 estaba a 1’18” de la cabeza, seguido en 6ª posición (para decepción de los componentes del Team Porsche Manthey) Timo Bernhard ya a 1’27”.
En clase LMGTE-Pro, seguía el dominio del Ferrari F458 Italia de Bruni, seguido por los dos Corvette que habían intercambiado sus posiciones, con Magnussen detrás de su compañero de equipo.  Turner con el Aston-Martin era 4º, por delante del primero de clase LMGTE-Am el Ferrari F458 Italia de Wyatt, que había superado también al primer 911 RSR Oficial de Makowiecki que ocupaba una decepcionante 5ª posición de Clase.  Peor situado, estaba el otro 911 RSR Oficial, de Pilet, tres posiciones más atrás, habiendo sido superado por dos de los Clase Am (inferior)
Llegábamos pues a la primera hora (y quedaban 23) con uno de los dos 919 y los dos 911 RSR, en posiciones muy mediocres, mientras de nuevo en pista el 919 nº 14 había caído hasta la 50ª posición con 14 vueltas perdidas con respecto a la cabeza de carrera.
La clasificación provisional del Porsche 911 RSR mejor clasificado en Clase LMGTE-Am, era igual de decepcionante, ocupando la 7ª de su clase.
Hasta que se llevaba disputada 1h30″ de carrera, todo iba transcurriendo según lo previsto y sin cambios significativos, salvo los que producían las paradas en boxes, pero entonces hacía aparición la lluvia …….. ligera en unas zonas, e intensa ya en la recta de Hunaudières.
Muchos participantes equipados con slicks, empezaban a tener problemas pero sin consecuencias, hasta que al principio de la recta, un incidente entre el Audi R-18 de Bonanomi y el Toyota TS 040 pilotado por Lapierre, acababa con ambos contra las protecciones a buena velocidad.
Para el Audi nº 3, significaba el abandono, con la parte trasera muy dañada. El Toyota de Lapierre, era más afortunado y dañaba el bastante el morro, pero poco después podía volver a boxes, para pasar por una larga parada para reparar los desperfectos.
Salida obligada del coche de seguridad, pues la recta estaba plagada de restos y algunas chicanes, totalmente encharcadas.  En otro de los coches de seguridad, los mecánicos de Audi, se desplazaban con utillaje hasta el coche de Bonanomi (que era irreparable) mientras en el box de Toyota veían con alegría como Lapierre, conseguía dar la vuelta al maltrecho TS 040 y despacio, se dirigía a boxes.
Dieciséis minutos después, se retiraba el SC y de nuevo se reanudaba la carrera, encabezada por el inamovible Toyota nº 7 en primera posición, seguido por el Audi R-18 de Lotterer y el Porsche 919 de Timo Bernhard, ambos a 1 vta de Wurz.
Por detrás  Kristenssen ocupaba la 4ª posición también en la misma vuelta que los dos anteriores.
En clase LMGTE-Pro, fruto de las distintas estrategias y paradas, era ahora Pilet con el Porsche 911 RSR Oficial el que encabezaba su clase por delante de Antonio Garcia con el Corvette y Mücke con el Aston.  En 4ª posición Marco Holzer situaba el segundo de los Porsche 911 RSR oficiales, por delante de Milner con el otro Corvette y Vilander con el F458 que había retrocedido hasta la 6ª posición.
En esta fase de la carrera, los Porsche fans, tuvimos la esperanza de que Porsche tuviese una táctica distinta y un ritmo de carrera, capaz de hacer que los 911 RSR, revalidasen la victoria de 2013 …… pero eso ya se iría viendo a lo largo de la carrera.
Nuevamente, a las 2h y media de carrera, otro episodio de lluvia como el anterior, hacía salir de nuevo el coche de seguridad. En cabeza seguía inamovible el Toyota nº 7, por delante del Audi nº 2 y del Porsche 919 nº 20, mientras en clase LMGTE-Pro seguía liderando la prueba el 911 RSR nº 91
A punto de cumplirse las 3 horas de carrera, y tras parar en boxes el Toyota de Wurz, que era relevado por su compañero Sarrazin y el Audi nº 2 …… el líder de la prueba era Timo Bernhard con el Porsche 911 Hybrid con 8″7/10 de ventaja sobre Sarrazin.
Habían tenido que pasar 16 años !! desde la última doble victoria de Porsche en las 24 Horas de Le Mans, para que pudiéramos volver a ver a uno de los coches de la Marca de Stuttgart, al frente de la carrera …… algo largamente esperado por los incondicionales de la Marca.
Fruto de haber realizado solo 2 pit stops el Porsche 919 Hybrid de Bernhard, frente a las tres paradas de sus dos rivales, el Toyota de Sarrazin y el Audi de Treluyer, al que seguía el de Tom Kistenssen, se mantenía en cabeza de la prueba durante más de 20 minutos, hasta que Timo Bernhard se veía obligado a entrar también por tercera vez, perdiendo su privilegiada posición.
Nuevamente, el Toyota TS 040 nº7 ahora con Sarrazin al volante, tomaba el mando de la prueba, que solo había perdido, durante los más de 20 minutos que la había ostentado el Porsche 919 nº 20, que se reincorporaba a pista en 3ª posición por detrás del Audi de Treluyer.
El 919 Hybrid, salía a pista pilotado ahora por Hartley , siendo 4º Tom Kristenssen ya con una vta menos con el segundo Audi, mientras que el otro Porsche 919 nº 14, era ahora 16º de la general a 5 vtas, tras su parada para reparar, y en la 43ª posición a 8 vueltas de su compañero de equipo el segundo Toyota TS 040 nº 8 intentaba una remontada casi imposible, pero las 24 Horas son muy largas y siempre es posible todo.
En cuanto a la Clase LMGTE-Pro, el Porsche 911 RSR de Bergmeister era el líder, por delante del Corvette de Milner, y su compañero  con el otro 911 RSR nº 92 Marco Holzer en tercera posición, llevándose disputadas 3h y media de carrera, un buen augurio también para los dos Porsche 911 RSR Oficiales
El paso por las 3 horas y media, era sumamente positivo, recuperando el liderato de la general Hartley con el Porsche 919 Hybrid, al hacer su parada el Toyota de Sarrazin y el Audi de Treluyer.
También en la segunda Clase de LMGTE-Am, un Porsche 911 lideraba la clase Patrick Long con el RSR del Dempsey Racing. Por tanto, Porsche tenía un coche en cabeza, de las tres categorías en las que participaba, LMP1-H, LMGTE-Pro y LMGTE-Am ….. más no se podía pedir, pero quedaban por delante más de 20 horas de carrera …….
Cumplidas 4 horas de carrera …….. de intensa lucha, por delante, las restantes 20 Horas
Las 24 Horas de Le Mans, estaban siendo un verdadero “espectáculo” haciendo honor a su bien ganada fama.  Solo se había cubierto 1/6 del total de carrera, pero habíamos asistido a momentos de auténtica intensidad.
En cabeza de carrera y líderes, el Porsche 919 Hybrid nº 20 con Brenton Hartley al volante había cubierto ya 54 vueltas al trazado de la Sarthe y contaba con una ventaja de 10″3/10 (que en una carrera de larga distancia no sifnificaba absolutamente nada) sobre el más rápido de los dos Toyota TS 040 Hybrid con Sarrazin, ocupando la tercera plaza, uno de los Audi R-18 e-tron, el nº 1 pilotado por Tréluyer que se encontraba a poco más de 45 segundos del líder.
Tres coches de distinta Marca en las tres primeras posiciones y agrupados en unos pocos segundos.  La cuarta posición era para el segundo Audi que quedaba en carrera, el nº 1 a 1′ 36 segundos del Porsche 919 Hybrid con Luca Di Grassi, todos ellos en pos de Hartley con el Porsche 919 Hybrid que en estos momentos de carrera mandaba la prueba.
En Clase LMGTE-Pro, el líder era ahora el Chevrolet Corvette de Milner a 6 vueltas de la cabeza, en tanto que en 2ª y 3ª posición de clase y en la misma vuelta que el Corvette, le seguían los dos Porsche 911 RSR Oficiales nº 91 y 92 con Bergmeister y Holzer respectivamente.
Cuatro en GT-Pro, era el más rápido de los Ferrari f458 Italia nº 51 con Vilander, por delante del Aston Martin de Bruno Senna y el otro Corvette nº 73, de Antonio García, todos ellos muy juntos y en la misma vuelta.
En Porsche, también se había perdido en estos momentos (los distintos momentos y estrategias elegidos para las paradas en boxes, hacían que esta clasificación fuese cambiando constantemente) pero sin que ninguno de los aspirantes, pudiese dejar a sus rivales atrás.
El líder de clase LM/GTE-Am era el Aston Martin Vantage de Nigaard, que situaba por delante del Porsche 911 RSR nº 77 del Team Dempsey
Y vuelta por detrás de los dos, se situaban sendos Ferrari F358 Italia, los nº 53 y 72 respectivamente, que seguían ahí, si bien, a una vuelta del Aston y el Porsche.
Eran las 19horas y todavía con luz, por tanto, quedaba muchísima carrera, que sin duda nos brindaría de todo, sorpresas, alegrías y desilusiones, además de emoción, hasta el final, como suele ser habitual, estos últimos años.
Para no cansaros, esta primera parte del reportaje la dejamos aquí …….. pero !! os seguiremos contando, TODO lo que ocurrió durante el resto de esta nueva y emocionante edición de las 24 Horas de Le Mans, que significaba además el “regreso de Porsche” a esta competición.
    había vuelto a su mejor escenario, donde es la Marca que atesora más victorias, 16 años y ser absorbida por el Grupo VW, habían tenido que pasar para volver a ver a   compitiendo como Equipo Oficial en la Carrera de Resistencia más importante del Mundo, si bien en el aire, flotaba una duda, una pregunta que se hacían todos los Porsche-fans…..
Just return?        What about winning?
Como os hemos prometido, seguiremos relatándoos el desarrollo de la Carrera en las largas horas que quedaban …… y también analizaremos la situación de la Marca de Stuttgart, cara a una futura victoria ….. con permiso de …….
Os lo contamos pronto ………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *