Le Mans Classic 2008

  Le Mans Classic 2008  Image


Los pasados días 11-12 y 23 de Julio se celebraba una nueva edición de Le Mans Classic donde se dan cita un fantástico elenco de coches de competición clásicos, que en un pasado corrieron esta mítica prueba como son las 24 Horas de Le Mans y ahora vuelven a competir en el trazado francés, aunque lo más importante para todos, es volver a reunir en una cita clásica a los antiguos protagonistas de la prueba.
El formato de la cita es muy parecido al Old Timer Gran Prix, que tiene como circuito talismán el no menos famoso Nürburgring-Nordschleife, pero vayamos con lo que fue esta edición de Le Mans Classic en el apartado de los Porsche clásicos presentes.
En la imagen inferior, uno de los protagonistas de la edición 1979, el 935 de la Escudería de Georg Loss
 Image
En una fortísima lucha contra los Porsche Kremer con sus 935 K3 durante las 24 Horas de 1979, los de la escudería de Georg Loos terminaron rompiendo sus motores al aumentar la presión de los turbos para presionar a los 935 K3, uno de los cuales sería el vencedor absoluto de la prueba. Los 935 del Equipo Loos, terminaron utilizando una cilindrada de 3.4 litros
Image
Los rapidísimos Porsche 935 fueron pilotados por Fitzpatrick, Schurti, Wollek ….
Otro de los Porsche “pata negra” un 911 3.0 RSR que se fabricaron entre 1974 y 1977, en esta ocasión se trata de un 3 litros atmosférico.
Image
En esta otra instantánea, dos nuevas maravillas más, un Porsche 935 K3 Kremer y un Porsche 934, monoturbo el segundo, biturbo el primero.
Image
El Porsche 934 inició su producción en 1975 sobre la base del 930 Turbo. Con una cilindrada de 2.993 cc. y una potencia (según versiones) entre 485 y 540 cv, su pequeño hándicap era el peso fijado en su categoría con un mínimo de 1.120 kg.
Image
Otra de la joyas era este Porsche 935 K3 de Kremer, una unidad del afamado Gr.5 ganaba la 24 Horas de Le Mans en 1979 pilotado por Klaus Ludwing y los hermanos Whittington, siendo el primer Gr.5 que superaba a los clase C y Sport Prototipos.
Image
La mayor diferencia entre el K3 y los demás 935, era la perfecta puesta punto del modelo de Kremer, que se inspiraba en la técnica wing-car del “Moby Dick” de fábrica, lo que le dotaba de una extraordinaria estabilidad.
Los motores utilizados en los K3 eran los biturbo de 3.164 cc. de dos válvulas por cilindro y alimentación Bosch que ofrecían 750 cv. a 8.200 rpm (dependiendo de la presión de soplado de los dos turbos KKK) que podía variarse de 1.25 a 1.90 bares
Image
Esta otra unidad es un 911 2.8/3.0 RS de 1973-1974, que serviría de base de partida de los 3.0 RSR dotado de un motor type 911/77 que rendía 230 cv. a 6.200 rpm.
Image
También estaba presente una unidad de 935 con sus particularidades específicas. Se trata de uno de los coches de la escudería americana Interscope que pilotaba Danny Ongais y Hurley Haywood, todos unos especialistas en las 24 Horas de Daytona, donde los equipos europeos solían tener algunos problemas de gomas y setup en el oval.
Image
Si observáis la salida trasera del escape, podéis comprobar como una de las particularidades del 935 Interscope de la IMSA, iba dotado (a semejanza de los 934) de un solo turbo, frente a las motorizaciones biturbo europeas. La única salida de escape delata esa implantación mecánica.
Image
Presentes también con varias unidades, los Porsche 914/6 GT. En las 24 Horas de Le Mans de 1970 conseguía la 6ª posición de clase. Junto al 914/6 GT podemos ver uno de los Matra MS670B que participaron en las 24 Horas venciendo en 1973 con Henry Pescarolo y Gerard Larrouse y en 1974 con Jean Pierre Jarier y Henry Pescarolo, por delante del Porsche 911 Turbo del Martini Racing Team.
Los Matra M670B y 680 iban dotados de un motor V12 de 3 litros atmosférico.
Image
Tampoco faltaron nunca a la cita los Porsche 911 S en sus distintas versiones, una muestra de los cuales vemos bajo la carpa.
Image
Como buen GT que ha sido siempre el Porsche 911, participaban en cada edición con las versiones correspondientes de la saga.
Image
Image
Aquí podemos ver una de las unidades más evolucionadas del 911, ya con las aletas ensanchadas y varias mejoras para hacerlo más competitivo.
Image
Otro de los conocidos 914/6 dotados del motor 6 cilindros boxer refrigerado por aire y 2 litros de cilindrada.
Image
Otro de los vencedores en Le Mans, fue el Porsche 936 que se imponía en 1976 con Jackie Ickx-Gijs van Lennep, en 1977 con Ickx de nuevo pero acompañado por Hurley Haywood y Jürgen Barth  denominada 936/77.
Tras la aislada victoria de Renault en 1978 que la marca francesa llevaba varios años intentando, en 1979 se imponía otro Porsche, pero no el 936, sino el Gr5 de los hermanos Kremer con el 935 K3.
En 1980 el Porsche 936/80 solo podía ser segundo, pilotado por Ickx-Jöst  (la unidad expuesta) por detrás del Rondeau M379 pilotado por el propio Jean Rondeau y J.P. Jaussaud.
De nuevo en 1981 con la versión 936/81 Porsche volvía a adjudicarse la prueba con Jacky Ickx y Derek Bell.  
Image
Los Porsche 936 iban equipado con el motor turboalimentado de los 935 del tipo 935/73 B6 con una cilindrada de 2.142 cc. 2 válvulas por cilindro, inyección Bosch y turbocompresores KKK. Con un peso de solo 700 kg. una caja de 5 velocidades y una potencia de 540 cv. superaban los 350 km/h.
Image
En la imagen inferior podemos observar la parte delantera al desnudo, presidida por las grandes tomas de refrigeración para los frenos y el puesto de pilotaje.
Image
Y en esta otra, los potentes frenos dotados de doble pinza.
Image
El Spyder 936/81 seria reemplazado en 1982 por el Porsche 956 de clase C una de cuyas unidades, que fue pilotada por Derek Bell, Hans Stuck y All Holbert vemos en primer término.
Image
Al fondo de la imagen, vemos el Porsche 356 SL Coupé de 1951, el primer Porsche que participó en las 24 Horas de Le Mans y del que solo existe una unidad, pues la segunda quedó totalmente destruida durante los entrenamientos de la prueba.
El Porsche GT1 vencedor en la edición de 1998, construidos completamente de fibra de carbono y que ocuparon las dos primeras posiciones en esa edición, pilotando el coche vencedor nº 26 Allan McNish-Stéfane Ortelli y Laurent Aiello, seguidos por el nº 25 de Bob Wollek-Uwe Alzen y Jörg Müller.
Image
El Porsche 356 SL Coupé iba equipado con un motor que desarrollaba 44 cv. a 4.000 rpm. para un peso de 650 kg. lo que permitía una velocidad punta de 160 km/h.
Pilotado por los franceses Auguste Veuillet-Edmond Mouche se hacían con la victoria en la clase de 1100/1750 cc. terminando además 20º de la general y cubriendo una distando de 2840,45 km. durante la prueba. A destacar el carenado de las ruedas delanteras y traseras.
Image
De 1951 y el primer Porsche en competición, nos vamos a admirar estos Porsche 906 que hacían su aparición en 1966. Dotados de un motor boxer de 6 cilindros, dos litros y una potencia de 220 cv y alimentación por carburadores, una de sus armas era la fiabilidad y su bajo peso 580 kg.
Image
Su participación en las 24 Horas de 1966 se saldaba con un magnífico éxito, ganando  la categoría Sport Prototipos y copando la 4ª, 5ª, 6ª y 7ª posición de la general …. solo superados por los Ford GT-40 de ¡¡ 7 litros !!
Image
Vayamos con otro ilustre representante de la gama de competición de Porsche, el 908. Los 908 hacían su aparición en escena en 1968 e iban equipados por motores de 3 litros boxer 8 cilindros, con una potencia de 350 cv. a 8.400 rpm. y 650 kg.
Cuatro 908 eran inscritos ese mismo año en las 24 Horas y pilotados por Jochen Neerspach-Rolf Stommelen, Vic Elfor-Mitter, Jo Siffer-Hans Herrmann y Buzzeta-Patrick, si bien diversos problemas los fueron retrasando o eliminando, siendo finalmente el de Neerspach-Stommelen el mejor clasificado en 3ª posición.
Tras la aparición en escena al año siguiente de los todopoderosos Porsche 917 de 5 litros, no volvieron a participar con posibilidades hasta que el entonces la CSI prohibió los coches de 5 litros, limitando la participación a los 3 litros como máximo.
Eran los años del dominio de los Matra y de nuevo el Porsche 908 se clasificaba tercero con Jöst-Weber-Casona con un 908/01 cola larga (el de la imagen es un cola corta)
Los españoles de la Escudería Tergal con Juan Fernández-Torredemer-Baturone si lo hacían con un cola corta, pero debían abandonar a poco del final de la prueba.
Image
En 1973 volvían a participar con un 908/03 y en esta ocasión conseguían una meritoria 5ª posición de la general, por detrás de los Matra y los Porsche 911 Martini Turbo.
Image
Otra de las numerosas unidades de Porsche 906 presentes en la cita francesa.
Image
Un Porsche 908 Coupé con motor 3 litros y unos 270 cv.
Image
Image
En estas otras imágenes puede apreciarse lateralmente el chasis del 906 y los recubrimientos aerodinámicos.
Image
Image
Y llegamos al “Rey” de los Sport prototipos, toda una leyenda como son los Porsche 917 que todavía ostentan el record de velocidad y distancia en las 24 Horas de Le Mans con 5.335,313 km. que daba el Porsche 917 K vencedor en la edición de 1971 y antes de que la CSI sorprendida y alarmada por la excepcionales prestaciones de los coches, decidiesen limitar la cilindrada a 3 litros.
Image
En esta imagen uno de los coches de John Wyer, el 917 cola corta de 1970 que pilotaron Jo Siffert y Brian Redman que a mitad de la prueba rompían el motor, dejando la prueba en manos de otro de los 917, el del Team Salzburgo.
Image
El motor utilizado en los 917, era un boxer de 12 cilindros y 4,5 litros en 1969 que desarrollaba 540 cv., si bien ya en 1971 la cilindrada pasaba a 5 litros con una entrega de potencia de 630 cv.
La velocidad punta alcanzada en la recta de les Hunnaudieres por el 917 Cola Larga de Jackie Oliver en 1971 fue de 396,004 km/h. y la vuelta rápida la daba en 3’12″9/10 a un promedio de 250,069 km/h.  ¡¡¡ simplemente espectacular !!
Image
Una vista del cokpit del otro 917 K ex John Wyer 
Image
Los coches del Equipo Gulf – John Wyer se mostraron siempre como los más rápidos, pero no llegaron a conseguir la victoria en las 24 horas, que les arrebataban sucesivamente, el 917 K del Equipo Salzburgo y al año siguiente, el 917 K del Martini Racing Team con Helmut Marko-Gijs van Lennep quienes además dejaron para la historia el record de la distancia con esos 5.335,313 km. recorridos a lo largo de 397 vueltas (54 vueltas más que el vencedor de 1970)
Image
Esos records y el dominio ejercido por el mejor y más rápido Porsche de los 70, han hecho de los Porsche 917, toda una religión.
Image
Image
En esta otra imagen, el majestuoso Sport Prototipo de 5 litros, junto al modelo fetiche de la Marca y que más gloria le ha dado, el Porsche 911.
Image
Como no podía ser de otra forma, también estaban presentes los Porsche 904. Con este modelo la marga alemana ponía punto final a la utilización de motores de 4 cilindros en sus coches de carreras montando, todavia en las primeras series que se empezaron a fabricar en 1964, el fiable flat-4 de 180 cv., para después montar definitavemente los flat-6
Image
Posteriormente  se decidió dotar al 904 del motor flat-6 tipo 901 y también uno de 8 cilindros, si bien este último no dio los frutos esperados.
Image
Con esto la versión más apreciada fue la 904 GTS con el motor de seis cilindros y 2 litros y dos bujías por cilindro, con lo que la potencia se situaba en los 220 cv.
En la edición de 1964, los Porsche 904/6 y 904/4 se adjudicaban sus respectivas clases, siendo primeros en sport prototipos y primeros en GT
Image
Tampoco podía faltar en la cita francesa toda una legión de diversas versiones del Porsche 356
Image
Como comentábamos más arriba al mostrar el primer Porsche 356 que participó en las 24 Horas en 1951, en 1952 se alinearon dos unidades de 1.1 litros y una de 1.5 litros, terminando la prueba solo uno de los coches de 1.1 pero venciendo de nuevo en su categoría.
Image
Aquí podemos ver una unidad con carrocería Coupé
Image
y también esta preciosa versión cabrio. Actualmente es un coche muy usado especialmente para los rallyes de clásicos de regularidad.
Image
En 1963 se fabricaba la última evolución del 356, dotado ya de un motor de 1.6 litros y cuya versión más deportiva pasaba a denominarse SC, con un rendimiento de 90 cv.
Una vista del sencillo pero fiable motor boxer de 4 cilindros.
Image
Sigamos con la “joyas” presentes en Le Mans. Aquí podemos ver un Porsche 718 RSK de 1958-59, una evolución lógica del 550A. Equipado con el motor de 1.5 litros, en 1959 se le dotaba del 1.6 con lo que su rendimiento alcanzaba los 148 cv. Ya en 1958 conseguían la victoria de clase hasta 2 litros en las 24 Horas y en 1959 la victoria en la Targa Florio
Image
Ya en el pit line, el Porsche 935 ex Georg Loos, toda una preciosidad atesorando historia, potencia y deportividad. Uno de los mejores coches de finales de los 70.
Image
Uno de los 904 GTS, un coche de chasis sumamente ligero, donde Porsche empezaba a utilizar técnicas ya vistas en Lotus
Image
Profusión de aluminio y fiberglas ya en aquellos años, buscando siempre la mejoría en sus coches.
Image
Ya regresando de rodar en pista el 908 Coupé de 3 litros y 350 cv. en versión corta
Image
…. y recibiendo como cualquiera de estas maravillas, los cuidados de los experimentados mecánicos de competición.
Image
Listos en el pit line, los “Míticos 917” todo un orgullo de la Marca de Stuttgart y protagonistas de la historia de la competición a principios de los 70
Image
Image
Uno de los 906, regresando a boxes ……….
Image
Saliendo por la entrada al pit line, otro de los mejores coches de la Marca, el 911 3.0 RSR, ligero y sumamente eficaz en GT
Image
Listo para salir a rodar, esta versión del mítico 911, destaca por la extremada anchura de su eje trasero.
Image
En estas otras imágenes, de nuevo uno de los míticos 3.0 RSR que llenaros de trofeos las vitrinas de la Marca entre 1974 y 1977
Image
Image
El Porsche 935 monoturbo de Interscope ex Danny Ongais, otro gran conocido de los aficionados de la Marca.
Image
De maravilla en maravilla, en el paddock podíamos ver este 550 RS de 1956, basado en el 356, la ubicación de su motor era central y fue diseñado por Walter Glöckler.
El 550 RS iba dotado de un motor de 4 cilindros y 1.500 cc. con cuatro árboles de levas en cabeza, conseguía un rendimiento de 100 cv. utilizando metanol en competición.
Para Le Mans se usó gasolina, quedando la potencia reducida a 80 cv. pese a lo cual en la recta era capaz de alcanzar los 200 km/h. y por supuesto gano su categoría hasta 1.500
Image
Sin ninguna duda, de todos los Sport Prototipos de la Marca, los que más laureles han añadido a su extenso palmarés han sido el 956 y el 962, basándose el segundo en el primero, que inició su carrera deportiva en 1982.
Dotado de un motor boxer 6 cilindros biturbo de 2.3 litros se obtenían 630 cv. y una velocidad punta en la recta de 376 km/h.
Image
Ya en su primera aparición, conseguían la victoria en las 24 Horas con Jacky Ickx y Derek Bell. Al año siguiente, 1983, la victoria recaía de nuevo en uno de los 956L con Schppan-Holbert-Haywood.
En 1984 eran Bob Woller y Henry Pescarolo con el 956L del equipo Joest quienes se hacían con la tercera victoria consecutiva. En 1985 Bob Wollek repetía victoria en esta ocasión junto a Barrilla y Winter.
En 1986 Derek Bell-Hans Stuck-Al Holbert conseguían la victoria con uno de los coches oficiales y se resarcían de las dos victoria consecutivas del equipo Joest.
En 1987 estos tres mismos pilotos a bordo del fiable 956 Rothmans, repetían la que era la “séptima” victoria consecutiva de Porsche en Le Mans con los 956.
A finales de 1987, Porsche dejaba de participar oficialmente en las 24 Horas, dando un respiro a las demás marcas aspirantes.
Image
No sería pues hasta 1994, cuando Porsche, alineando un Dauer Porsche 962 inscrito en GT1 volvía a imponerse en la prueba gala con Mauro Baldi-Yannick Dalmas y Hurley Haywood.
De esta forma magistral, los 956/962 cerraban una gloriosa etapa de “ocho” victorias en Le Mans.
Como es nuestra norma, aquí os hemos hablado de la presencia Porsche en Le Mans Classic 2008, pero el plantel de clásicos y coches de competición de otras marcas era infinito y cautivador.
Más de 100.000 visitantes acudieron a esta nueva cita llena de calidad y vehículos interesantes. El paddock ……… repleto de Porsches
Image
…. como no podía ser de otra forma, pues el espíritu de la Marca, va ligado a la competición y especialmente a los circuitos.
Image
Como resumen, solo añadir que Le Mans Classic es una cita que no puede dejar a nadie indiferente …… bueno, casi a nadie, porque a la señora del poster, parece que los coches le importan más bien poco.
Image
Esperamos que este paseo por el paddock de Le Mans, para ver los Porsche de todas las épocas, os haya resultado interesante, a nosotros nos encantó.

Un cordial saludo desde la redacción de Image y el Image


Nuestro agradecimiento a Image por su colaboración en este proyecto.

Image


Image

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *