Final de la carrera deportiva del 911/991 RSR

  Fin carrera deportiva Porsche 911 RSR
2015 fecha del último Cto. del Mundo de GT
para un 911 (1964-2016)
Dejando   durante los dos últimos años, 2014/2015 en manos de Olaf Manthey, el mejor especialista sobre Porsche el desarrollo de sus 911-991 RSR de clase GT, para centrarse el Equipo Oficial en los nuevos Porsche 919 Hybrid de clase P1, el pasado año el inconbustible (o casi) modelo 911 de la Marca de Stuttgart (ahora propiedad del Grupo VW) Olaf Manthey no fallaba en su trabajo y conseguía el que a la postre iba a ser la última victoria en un Campeonato GT, para este Icono de la Marca creada por Ferdinand Porsche en 1931 y del modelo, fruto de la genialidad de su hijo Ferdinand Alexander más conocido como Butzi Porsche, presentado en inicialmente como 901 en el Salón de Ginebra de 1963
Desde los prototipos presentados en aquel Salón de Ginebra hace 53 años, hasta la primera versión operativa de 1964, no ha dejado de ser un coche deseado por millones de amantes del motor, o por personas, tanto mujeres como hombres, por su particular e inconfundible silueta de deportivo y por no parecerse a “ningún” otro coche construído hasta entonces.
siempre mantuvo como prioridad la competiciónn a través de su departamento de con una frase que indica claramente la filosofía de Ferdinand que repetía  “La victoria del domingo,……. son las ventas de toda la semana”.
Así de importante consideraba la familia Porsche, la influencia de la competición, en el éxito de la Marca de Stuttgart. (En la foto superior, en una de las victorias del Porsche 911 S en el Rallye de Montecarlo)
Han sido más de CINCO décadas de incontables victorias para el 911 y los demás sport-prototipos de la Marca también, pero siendo el popularmente conocido 911, en cualquiera de sus numerosísimas evoluciones, el Mejor deportivo de Mundo durante esas 5 décadas, avañado por ser el GT que más victorias ha atesorado, pero…….., todo tiene un principio y un final, por tanto, la imagen inferior, quedará para la Historia como la última victoria del Porsche 911 RSR en el Campeonato del Mundo para Marcas en Clase GT
Bajo la  dirección del “Mago” Olaf Manthey como Jefe de Equipo de los GT del Equipo Oficial, y con uno de sus pilotos habituales Richard Lietz, apoyado por diferentes coequipiers durante la Temporada 2015, ponían este broche de Oro a la Carrera Deportiva del “911”
El vano intento de seguir en 2016 una temporada más compitiendo en a bordo del 911 RSR 2015 con algunas modificaciones, se ha revelado como una empresa, además de imposible (por la constante evolución de los rivales y la aparición de nuevos modelos  de sus principales rivales) excesivamente optimista, que desde la primera carrera del WEC 2016, se mostró como un objetivo inalcanzable con los medios y sobre un coche que ya estaba superado en potencial por sus rivales.
El primer toque de atención de que ningún coche  de carreras por bueno que sea, puede permitirse el lujo de dejar de evolucionar, no tardaba en recibirlo ya en la primera carrera de 2016 al Equipo de los dos GT oficiales, las 6 Horas de Silvernstone, donde el vigente Campeón del Mundo Richard Lietz junto a Michael Christenssen solo lograrón una discretísima 9ª posición de Clase, preludio de lo que estaba por llegar, si bien en confiaban (especialmente en las duras 24h de Le Mans) dada la proverbian fiabilidad de los seis cilindros germanos, para seguir con el coche del año anterior con algunas modificaciones, pero …… ya sin Olaf Manthey, el “Mago” de los 911
Esa 9ª posición de Clase, mostraba a las claras que el coche era incapaz de luchar por la victoria con los nuevos modelos y evoluciones de Ferrari, Ford, Aston Martin…

La segunda cita del WEC de esta año, eran las 6 Horas de Spa-Francochamps, donde al margen de los dos habituales Porsche 919 Hybrid de clase P1 solo inscribía una unidad del remozado coche campeón de 2015, denominado ahora 911 RSR-2016 para sus pilotos habituales Lietz y Christensen

Los entrenamientos y las tandas de Clasificación, ya mostraron que el 911 RSR-2016 se encontraba a algo más de 2 segundos de los coches más rápidos, lo cual no era un buen augurio, pero las carreras siempre deparan sorpresas.

 

Al término de la clasificación, el mejor tiempo era para el Ferrari 488 GTA de Rigon-Bird, mientras que Lietz-Chirstensen solo podía alcanzar la 7ª posición dentro de su categoría con un crono de 2″394/1000 más lento que la pole, y por detrás dos Ferrari, dos Ford GT y otros dos Aston Martin V8 Vantage.

A pesar de su falta de ritmo, que se mantenía en unos dos segundos, finalmente, al término de las 6 Horas, Richard Lietz y Michael Christensen, lograban una meritoria 4ª posición final, por detrás del Ferrari 488 GTE de Rigon-Bird, que era el vencedor, uno de los Ford GT y un Aston Martin, si bien en ningún momento consiguieron reducir la diferencia de ritmo con sus rivales.

Sin duda, el 911 RSR-2016 debía mejorar para aspirar a alguna victoria de clase, pero parece que la decisión de centrarse en los Hybrid y dejar que los 911 RSR luchasen en desventaja, sin ideas o planes para su potenciación, estaba decidida ya, por la cúpula del Grup VW.

Tras estas dos primeras carreras, donde los actuales Campeones del Mundo de GT, solo habían conseguido una 9ª y una trabajada 4ª plaza, llegaba la carrera que por si sola, vale un Campeonato, las 24h de Le Mans donde en 2015 habían logrado una 5ª posición con Christensen al volante.

Si ya el pasado año, en que Richard Lietz, compañero de Christensen había logrado al final de la Temporada el Campeonato del Mundo de Marcas en clase  GT Pro, aquí en Le Mans se habían visto superados por uno de los Corvette, que se adjudicaba la victoria, dos Ferrari y un Aston Martin, tratar de conseguir un buen resultado, a primera vista se tornaba más complicado, dada la falta de ritmo, respecto a los nuevos contrincantes (algo que también le sucedía al Equipo Chevrolet, cuyos coches eran los más lentos del lote, después de su victoria del año pasado.

Pero las 24h de Le Mans, tienen la “magia” y la particularidad de ser la carrera de larga duración, más dura del Mundo, de ahí, que si los 911 RSR-2016 se mostraban fiables y no se veían aquejados por problemas, tenían la posibilidad de enderezar un inicio de temporada muy mediocre

Para esta edición el ACO limitaba la inscripción a 2 LMP1 por equipo, con lo que Porsche, Toyota y Audi, se veían obligados a descartar a uno de sus coches y pilotos para la carrera

Por parte de inscribían dos Porsche 919 Hybrid con los pilotos Bernhard-Webber-Hartley, y Dumas-Jani-Lieb con el 919 nº 2.

En clase GTPro el equipo Oficial inscribía sobre dos Porsche 911 RSR-2016 a Piel-Estre-Tandy con el nº91 y a Makowihecki-Bamber-Bergmeister con el 92. Además de los oficiales, como privados estaban Lietz-Christensen-Eng sobre el RSR del Dempsey-Proton Racing.

Inscritos en clase LMGTAm los equipos cliente inscribián cuatro equipos más también sobre los 911 RSR

   Tiempos de Calificación para la Carrera

Tras las sesiones de Calificación, las diversas Clases quedaban como sigue. En LMP1H  las dos primeras posiciones, eran para los Porsche 919 Hybrid, con el mejor crono para Dumas-Jani-Liep que paraban el crono en 3’19″733, seguidos por sus compañeros de Equipo con el coche nº 1 a 0″470/1000. Tras los dos Porsche, Toyota situaba también sus dos equipos con 1″004/100 y 2″700/1000 repectivamente.

La tercera fila de parrilla era ocupada por los dos Audi R18 oficiales, que a pesar de haber sufrido una profunda remodelación, tras su derrota del año pasado, parecían estar lejos de sus dos marcas competidoras, Porsche y Toyota, situadose el mejor de ellos, ya a 3″047/1000 y 3″090/1000 en cola de los LMP1H

Tras los 6 equipos aspirantes a la victoria final se clasificaban los dos Rebeillon R-ONE Aer a siete segundos de los primeros, y dentro de la clase LMP2, los más rápidos eran el Oreca 05 Nissan y el Alpine A460-Nissan en 10ª y 11ª posición, rodando a 17″ segundos de la pole.

Entre la Clase LMGTPro, la que más nos interesa mencionar, ya que tratamos en este artículo del futuro de los GT de Porsche

Tras un juego al gato y al ratón, con respecto a los handicaps de los nuevos coches, especialmente Ford, Ferrari y Aston Martin, que llegó a modificarse, ligeramente por el ACO, tras el dominio de los Ford GT en la Calificación, el resultado situaba en las dos primeras posiciones de Clase a los Ford GT Oficiales (que había inscrito 4 equipos en busca de la victoria) con los dos primeros en 3’51″185/1000 y 3’51″497/1000 por delante del tercer clasificado, uno de los dos Ferrari de AF Corse que con el F488 GTE pilotado por Bruni-Calada-Guidi a menos de 4/10 del primer Ford

Con un aparente dominio de los Ford GT, la 4ª y 5ª plaza, era también para los otros dos coches oficiales de Ford, siendo el 6º y 7º mejor tiempo eran para los dos Ferrari 488 GTE del AF Corse y el Rissi Competiziones respentivamente

El primero del los Porsche 911 RSR2016 clasificados, lo encontrábamos en 8ª posición de clase, siendo el Oficial nº 92 pilotado por Makoviecky-Bamber-Bergsmeister que situaba al primero de los RSR a 3″5/10 del más rápido de los Ford, por lo que las esperanzas de una buena clasificación al término de la 24h, solo podían sustentarse si demostraban mayor fiabilidad que sus rivales.

El segundo 911 RSR Oficial se situaba en la 10ª posición, pilotado por Pilet-Estre-Tandy, siendo medio segundo más lentos que sus compañeros de Equipo.

En la 12ª se calificaba el tercero de los RSR-2016 inscritos, en este caso por el Dempsey-Proton Racing que contaba con la ayuda del piloto oficial Richard Lietz junto a Christensen y Eng, a pesar delo cual, la diferencia con el primero de clase era de unos preocupantes 3″3/10 más lentos.

La participación Porsche, se compretaba con cuatro equipos privados en clase Amateur, sobre sentos Porsche 911 RSR.

Con 24 horas por delante, se esperaba que los Porsche 911 RSR-2016, fuesen capaces de escalar posiciones, dada su experiencia y que es la Marca que en más ocasiones a salido vencedora de Le Mans.

En la Clase LMP1H, a la vista de los tiempos, se esperaba una nueva victoria (si no surgían problemas) de los Porsche 919 Hybrid, seguidos de los Toyota TS050 Hybrid que demostraban que habían mejorado mucho, respecto al año anterior, en tanto que los nuevos Audi R18 que pese a su impresionantes novedades, a lo largo de los entrenamientos, se habían mostrado faltos de ritmo y puesta a punto.

24 Horas por delante y casi 6.000 km

Con absoluta puntualidad y bajo una pertinaz lluvia, daba inicio esta nueva Edición de las 24h de Le Mans, un evento deportivo del más alto nivel y una de las citas más importantes del calendario, para Marcas, pilotos y afición, que abarrotaban el Circuito de la Sarthe como todos los años.

La carrera daba incio como suele ser habitual en los últimos años, aunque se trata de una carrera de larga distancia, con la salida lanzada y el inmediato sprint y lucha por las primeras posiciones entre los seis candidatos a la victoria final, los dos Porsche, junto a los dos Toyota y los nuevos Audi R18

Con los Porsche 919 Hybrid en cabeza, acosados por los rápidos Toyota TS050 Hybrid que disputaban la primera posición a los vencedores de 2015.

Mezclándose entre ellos o manteniendo su ritmo (quizás no habían mostrado sus cartas en las calificaciones), sorprendía ver a los dos Audi R18 en la 3ª y 6ª posición, todos ellos agrupados en poco más de 12 segundos

Encabezados por el Toyota nº6, el Porsche 919 Hybrid nº2 y el Audi R18 nº8 en menos de 9 segundos, se cumplía la primera hora de carrera.

Que ocurría en clase GTPro? al mismo tiempo, el Porsche 911 RSR nº91, rodaba en la 12ª posición, por delante de Ford GT nº68 en segunda posición, y en tercera el segundo Porsche 911 oficial nº92, por delante del segundo de los Ford GT oficiales en 4ª posición de clase, por delante del 911 RSR semioficial del Dempsey-Proton Racing, todos ellos, en un abanico de solo 10 segundos y medio.

En resumen tras 1h de Carrera, los LMP1h y los GTPro, seguían agrupados en un pañuelo y marcándose  de cerca.

Al cumplirse la 2ª hora de carrera, la lucha en cabeza seguía en esta ocasión encabezada por los dos Toyota TS050 Hybrid, con el nº 6 en primera posición, seguidos por su compañeros con el nº 5 a 24″7/10 y en tercara posición el Porsche 911 Hybrid nº1 a 55″8/10 por delante del solitario Audi R18 nº 8 que se mantenía a 1’05” y en 5ª posición el segundo de los Porsche 919 Hybrid nº 2 a 1′”33 segundos de la cabeza.

El otro Audi R18 nº7, llevaba ya 5 vueltas detenido en boxes reparando problemas y cayendo hasta la 58ª posición provisional

Entre los GTPro el Porsche 911 RSR Oficial nº 92 se mantenía en primera posición, pero con el Ferrari 488 GTE de Bruni-Calada-Guidi, pegado a su rebufo.

En tercera posición, estaba situado otro de los Ferrari 488, en este caso el nº82 de Risi Competiziones a 5″ segundos de los dos primeros. Le seguía en 4ª posición el Ford GT nº68  a 7″ segundos y tras el el Porsche 911 RSR nº91 a solo 1″ segundo.

Tras ellos, la 5ª posición provisional la ocupaba el otro Ferrari 488 GTE de Alfa Corse a 2″ segundos y por delante del Ford GT nº66 a 4″segundos, cerrando el grupo en 7ª posición el mejor de los Corvette nº64 con más dificultades, igual que sus compañeros con el otro Corvette un poco más retrasado, a los cuales, les costaba seguir el ritmo de Ford, Ferrari y Porsche.

 (en proceso de edición …….. )
.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *