Entre .. Décadas de Gloria … y largas ausencias …. (2ª Parte)

Entre Décadas de Gloria, … y largas

ausencias (1966 – 1967)

        

1966 .. la llegada de los Ford Gt40 MK II

Como adelantaba al final de la primera parte, la llegada al Campeonato del Mundo de Marcas de los Ford MKII más conocidos como GT40, iba a alterar todos los patrones establecidos hasta entonces, especialmente para Ferrari que había estado dominando la categoría Absoluta y también espoleaba a Porsche la pequeña Marca de Stuttgart hacia la construcción de nuevos modelos con los que optar a la victoria en la Categoría Absoluta, después de haber estado dominando la Clase GT hasta dos litros en las cinco ediciones anteriores consecutivamente.
No obstante a falta de tener un chasis y un motor de 5 litros, todavía en 1966 además de seguir trabajando en el desarrollo y la tecnología de un modelo vencedor, debía alinear los Porsche 906/6 y también los experimentales 964/8 dotados del motor tipo 771, un Flat-8 de 1.962 cc

Debido al motor Flat-8 y su superior potencia, no obstante, los motores de 8 cilindros, solían romper sus volantes motor debido a que sus embragues se veían sometidos al gran par motor del 8 cilindros, con demasiada frecuencia. Un problema que se iría resolviendo, a la espera de la versión de 5 litros capaz de vencer.
No obstante, las otras dos versiones usadas, todas en categoría hasta 2 litros, como el probado 904 Carrera 6, los nuevos y ligeros 906 Carrera, dotados de motores Flat-6 de 1.991 cc alimentados por carburadores y que ofrecían una potencia de 230 CV a 6.600 rpm si eran suficiente fiables, para luchar con gran fiabilidad y un peso muy ligero con sus carrocerías de fibra y plásticos dentro de la Clase  2 litros, en la que nuevamente vencían.

Con la nueva reglamentación estrenada en 1965 como prueba, en la Temporada 1966, del International Championship, convivían dos Títulos dentro de las mismas carreras, de una parte el reservado para los Sports Prototypes y el de Sports Cars.
Como era de prever a tenor del potencial mostrado en la inter temporada,  entre la Clase Prototipos, se adjudicaba el Campeonato denominado Internacional (anteriormente Mundial) los Ford MK II con sus motores V8 en posición central de 4.737 cc, sobre su elaborado chasis que había contado con la colaboración de Lola, y un peso de 908 kg
En el transcurso de la Temporada 1966, los MK II se impusieron en la 24h de Daytona, las 12 Horas de Sebring, siendo segundos  en los 1000 km de Spa tras el Ferrari 330 P3, segundos también los 1000 km de Monza  nuevamente tras un Ferrari 330 P3 como mejores resultados, que proclamaron a Ford y al MK II como de la Clase Sports Prototipos de más de 2 litros, recayendo el otro título, el de Sports Cars de más de 2 litros para Ferrari sobre sus 330 T3

Que lograban la victoria absoluta en los 1000 km de Spa y de Monza y con dos victorias y varias buenas clasificaciones se hacían con el Título de Sports Cars.

Por su parte Porsche, que no disponía de ningún modelo de más de dos litros, se adjudicaba los dos Títulos, el de Prototipos y el de Cars hasta dos litros logrando con los magníficos Porsche 906, la victoria en los circuitos, donde no primaba solo la potencia y los ágiles y rápidos 906 de  2 litros y 230 cv, obtenían la victoria, en Clase hasta 2 litros en el Internacional de Sports Prototipos y el Internacional de Sport Cars, todo un gran resultado.

Con victorias absolutas en la Targa Florio, las 3 primeras posiciones  de la general en los 500 km de Zeltweg, ¡ copando las 8 primeras plazas en el GP de Hockenheim (donde se disputaban 2 carreras consecutivas) y una nueva victoria absoluta en Mugello, además de las victorias de clase donde vencían los Ford o Ferrari
Pilotados por pilotos de la talla de Jo Siffert, Hans Herrmaan, Bonnier, Gijs van Lennep, dominaron ampliamente su Clase en ambas categorías, aumentando tras cada nueva victoria, el prestigio y el palmarés  de la Marca de Stuttgart, plenamente volcada en la Competición, como su contemporánea Ferrari.

Los ingenieros de la Marca de Stuttgart liderados por Ferdinand Piëch, espoleados por las victorias y el espíritu competitivo que envolvía todo el Automovilismo en aquellas décadas, como el gran Enzo Ferrari, o Carlo Chiti de Alfa Romeo-Autodelta, ya estaban trabajando en el “nuevo” coche para 1967.

Temporada 1967 – Sport Prototypes y Sport Cars

El modelo para esa nueva Temporada, se denominó 907 y se construyo en dos configuraciones, como era habitual en aquella década con las larguísimas rectas de las 24 Horas de Le Mans o el anillo de las 24 Horas de Daytona, la larga para dichos circuito, y una versión de cola corta para circuitos menos veloces, que hacían el coche más manejable.

Como ya era habitual, sobre un bastidor tubular de acero, se encolaba la carrocería fabricada con poliéster y fibra de vidrio.  En cuanto al motor, como los rumores apuntaban a un cambio de reglamento sobre los propulsores, debido a que Ford estaba usando motores de 7 litros para sus coches, y esa situación de aumento de cilindrada sin límite, tarde o temprano, iba a ser limitada, El Porsche 907 pesaba debido a su construcción con materiales ligeros, ¡ solo 600 kg !
En Porsche se centraron para el nuevo 907 en dos motores, un Flat-6 de 1990 cc que rendía 220 cv y que probado en Le Mans, en su versión cola-larga había alcanzado los 302 km/h y era un motor muy fiable y contrastado.

(En la imagen superior) …… el otro motor disponible era el Flat-8 que cubicaba 2.2 litros y entregaba 270 cv en vistas a la próxima categoría de 3 litros que se iba a implantar en 1968, por lo que Porsche iba ya probando con el 8 cilindros, elementos para su futuro motor de 3 litros.
La Temporada 1967 daba inicio con las 24 horas de Daytona, donde Ferrari con un 330 P3 Spyder se hacía con la victoria y las tres primeras posiciones de la general, seguidos en 4ª posición y primeros hasta dos litros, Jo Siffert-Hans Herrmann sobre un Porsche 910, seguidos de un 906 HL, quedando relegado el primer Ford GT40 a la 6ª posición con Thomson-Ickx con el primer Sport Card

En la siguiente prueba las 12 horas de Sebring, los Ford MKIV con sus motores de 7 litros (los GT40 usaban los de 5 litros) se hacían con el doblete aprovechando su superior potencia siendo la victoria para el de McLaren-Mario Andretti.

Los Porsche 910 de 2 litros, volvían a demostrar su eficacia, pese a su desventaja en  cilindrada y ocupaban la 3ª y 4ª posición con Patrick-Mitter, seguidos por Siffert-Herrmann consiguiendo dos victorias consecutivas y con dominio aplastante en la Clase hasta 2 litros.

En la 3ª prueba del Campeonato, los 1000 km de Monza la victoria y doblete era para el Equipo de Ferrari SpA sobre los 330 T4 con Bandini-Chris Amon en primera posición, seguidos por el coche gemelo de Parkes-Scarfiotti.

Porsche con su 910 oficiales, alcanzaban la 3ª y 5ª posición y primeros hasta dos litros, con los fiables Porsche 910 pilotados por Mitter-Rindt y Herrmann-Siffer con un nuevo doble para la Marca de Stuttgart en la Clase hasta 2 litros, en tanto que el primer Ford GT40 solo podía ser 6º por detrás de Ferrari y Porsche, pero puntuando como primero de Clase Sport Cars con Schlesser-Ligier.

En la 4ª prueba del International Championiship, los 1000 km de Spa, se imponía un nuevo coche, el Mirage-Ford V8 de 5.7 litros, pilotado por Jackye Ickx-Thomson ….
La segunda posición era para el incisivo Porsche 910 de (Clase 2 litros) de Siffer-Herrmann, que significaba la 4ª victoria de Clase consecutiva para Porsche.

Ferrari debía conformarse con la 3ª posición y segundos de (clase +2.0) con el nuevo 412 P pilotado por Atwood-Bianchi
La 5ª prueba era la Mítica Targa Florio, donde se imponían Stommelen-Hawkins sobre un Porsche 910/8 de 2.2 litros, seguidos en 2ª y 3ª posición por Porsche 910 de 2 litros pilotados por Cella-Biscaldi y Elfford-Neerpasch, siendo la 3ª osición de clase 2 litros para el Ferrari Dino 206 P de Venturi-Williams.

Por su parte, Ford con la 5ª posición pero primera de Clase Sport Cars de + de 2 litros, seguían sumando puntos en las carreras que les eran más desfavorables.
La 6ª Carrera de la Temporada 67 y corriendo en casa los 1000 de Nürbrgring, Porsche realizaba toda una demostración de eficacia, logrando además de la victoria absoluta con sus Sports-Prototipos de Clase hasta 2 litros) un magnífico triplete con Schuts-Buzzeta, Hawkins-Koch y Neerpasch sobre los magníficos y eficaces Porsche 910, siendo la 4ª posición para el 910/8 de Mitter-Bianchi de Clase de +2.o l) montando el motor de 2.2 litros.

Por su parte, Ford con sus GT40 con motor V8 de de 4.7 litros, eran incapaces de seguir el ritmo de los ligeros 910 y solo podía ser 7º y 8º de la general, pero sumando los puntyos de Clase Sport de + de 2 litros.  Por su parte Ferrari, sucumbía en estos 1000 km de Nürburgring y no podía oponer resistencia, abandonando.
La 7ª carrera, era la que más importancia tenía en el Campeonato, las 24 Horas de Le Mans, donde todas las Marcas deseaban un victoria absoluta, por tanto, ante la ineficacia de su Ford GT40, la Marca Estadounidense, lo fiaba todo de nuevo a sus Ford MK IV de 7 litros en lucha directa con los Ferrari 330 P4 de 4 litros.

Finalmente tras las emocionantes 24 horas, los vencedores absolutos, eran los americanos Gurney-Foyt sobre unos de los Ford MK IV que situaban el potente MK IV cuatro vueltas por delante del segundo clasificado, el Ferrari 330 T4 pilotado por Scarfiotti-Parkes y unas vueltas más atrás, el otro 330 T4 pilotado por Mayresse-Beurlys,  que se imponía al segundo Ford MK IV que se clasificaba en 4ª posición.

Los Porsche Oficiales, en un circuito con su larga recta del Mulssane de 5 km, donde no podían competir en velocidad punta con los motores más potentes de Ford y Ferrari que copaban las 4 primeras posiciones, cumplían sobradamente su objetivo, logrando la 5ª, 6ª con los 910 LH y el 910 corto de Siffert-Herrmann seguidos por sus compañeros Stommelen-Neerpasch, por delante de Elford-Pond y Koch-Poirot, sobre sendos Porsche 906, copando de la 5ª a la 8ª posición de Clase hasta 2 litros, toda una demostración de fiabilidad y optimización de motores y chasis.

Tras disputarse la 24 Horas de Le Mans, que era la 7ª prueba de las que constaba el Cto de 1967, la temporada había llegado a su ecuador, donde destacaba al margen de la lucha entre Ford y Ferrari  pero más incisiva Ford en Sport Cards, y Ferrari en Sport Prototipos, donde solo había una Marca vencedora de las siete citas disputadas, si cabe con total dominio  de su Clase, Porsche con sus 907, luchaba por el Título de 2 litros en ambas categorías, con total falta de rivales, que le disputasen la supremacía.
La próxima cita donde los aspirantes al título iban a enfrentarse nuevamente, era en los 500 km de Mugello donde tanto Ford como Ferrari, solo inscribían un coche para la carrera, Ford un MK IV para los pilotos Schlesser-Ligier y Ferrari un 412 P para la pareja Casoni-Müller.
Por parte de Porsche inscribían 2 Porsche 910 Typo-771 con motores de 8 cilindros y 2.2 cc, además de un grupo de Porsche 906 en clase 2 litros.

Ni para Ford que pese al potente MK IV pilotado por Schlesser-Ligier debía abandonar cuando era cuarto, ni para el Ferrari 412 P que también abandonaba, Mugello iba a ser propicio.  La Marca que si lograba ganar la carrera además copar las cinco primeras posiciones y ganar en todas las clases, era Porsche, que se llevaba la victoria absoluta con el doblete de los Porsche 910 2.2 de Schutz-Mitter seguidos de Stommelen Neerspach
La tercera posición  y primeros de Clase hasta 2 litros, se la adjudicaban Gijs van Lennep-Vic Elford sobre un ligero Porsche 911 R

Completando el dominio de la Marca germana, Cella-Biscaldi y Facetti-Nicodemi a bordo de sendos Porsche 906, se clasificaban en 4ª y 5ª posición completando el dominio germano sobre los Alfa Romeo italianos.

Sin duda, Mugello había sido un serio revés para Ferrari y Alfa-Romeo, batidas en su propio terreno.
De Italia al Reino Unido se desplazaban los Equipos del Campeonato de Marcas para disputar las 6 Horas de Brands Hatch.  Ferrari dolida por la derrota en un exceso de confianza en Mugello, aquí inscribía tres equipos sobre los Ferrari 330 P y otro al volante de un 412 P en pos de una balsámica victoria, pero …., la fuerte escuadra italiana se topaba con la presencia de un potente Chaparral-Chevrolet 2 F  de 7 litros, que pilotado por Spence-Hill se adjudicaron la victoria absoluta y la Clase Prototipos de más de 2 litros.  Un coche que nunca pasaba desapercibido por su sobre elevado alerón trasero y color blanco.

De los tres Ferrari 330 P inscritos, solo el pilotado por dos magníficos pilotos como Chris Amon-Jacky Stewart conseguían terminar en segunda posición, muy cerca del potente Chaparral.  En la imagen inferior, Jacky Stewart el gran piloto escocés, persiguiendo al Chaparral con su F 330 P
La tercera plaza seria para el Porsche 910 2.2 de Siffert-McLaren y la 4ª posición para el otro Porsche 907 LH 2,2 pilotado por Herrmann-Neerpasch

Relegados a unas modestas 5ª y 6ª plaza, Scarfiotti-Sutchiffe y Hawkin-Williams  llegaban los otros dos Ferrari 330 P oficiales en un nuevo revés para la Marca de Maranello.
Primeros de Clase Sport hasta dos litros, eran Dean-Pon a bordo de un Porsche 906 siendo octavos de la general.
Nuevamente en tierras italianas se disputaba la 11ª prueba del Campeonato, la Coppa Città di Enna, donde un solitario Ford GT40 V8 de 4.7 litros,  sin oposición en su Clase, se enfrentaba a los fiables y rápidos Porsche  906 de Clase 2 litros y un anecdótico Ferrari 275 GTB/4
Ante tan escasa oposición el rápido Nino Vaccarella imponía en Enna su potente Ford GT40, una vuelta por delante de sus perseguidores.

Tras el inalcanzable Ford, y por este orden, Dieter Spoerry con un Porsche 906 LH, Carlo Facetti con un Porsche 906 corto y Luigi Taramazzo con otro 906, se adjudicaban las tres primeras posiciones de Clase hasta 2 litros.

En la antepenúltima carrera de la temporada, los 500 km de Zeltweg, una fuerte escuadra con cinco unidades sobre Ford GT40 con motores V8 de 4.736 cc, se alineaban en busca de una nueva victoria.  Por su parte, Ferrari con solo dos F250 LM con motores V12 de 3.3 litros parecía haber entregado el Campeonato de Sport Cars y estaba centrada en el de Sport Prototypes
Por su parte, en Porsche mientras seguían diseñando un coche para vencer en la Clase superior, seguían dominando la Clase hasta 2 litros con sus fiables Porsche 906 en versiones corta y LH
Ya en carrera, los Ford GT40 liderados por el coche de Paul Hawkins, se adjudicaban la victoria con dos vueltas de ventaja sobre Bradley-Attwood al volante del Porsche 906 que era primero de Clase hasta dos litros.

En tercera posición por detrás del 906, Vaccarella-Maglioli con el otro Ford GT40, entraban a dos vueltas del Porsche, completando las tres primeras posiciones, lo que era un resultado mediocre, aunque valioso por los puntos de la victoria, teniendo en cuenta, que con cinco coche, solo lograban ser 1º,  3º y 5º con dos Porsche 906 de dos litros, intercalados entre ellos.

La penúltima prueba que puntuaba para el Internacional de Marcas, era la Subida en Cuesta Ollon-Villars (Suiza de 8 km) una carera atípica dentro del Campeonato, que se adjudicaba Gerhard Mitter con un Porsche 910 Bergspyder oficial de 2 litros, en un tiempo de 7’51″50/100
Por delante de la segunda unidad de 910 Spyder que pilotaba Rolf Stommelen que quedaba a 6″90/100.   La tercera plaza era para el Lola T-110 BMW de Dieter Quester.

La última prueba puntuable para el Internacional de Marcas, eran los 500 km de Nürburgring, pero con todos los títulos y categorías adjudicadas ya, ninguno de los pilotos y Marcas inmersos en este Campeonato de 1967, acudían a la cita, ocupados la mayoría de ellos, preparando los coches para la siguiente temporada de 1968.
El Campeonato 1967,  finalizaba con los siguientes vencedores.  En Sport-Prototypes: Ferrari Campeona Absoluta y Porsche Campeona de Clase hasta 2 litros.  En la División de Sport-Cars,  Ford se hacia con el Campeonato Absoluto y nuevamente Porsche, con el Campeonato de Clase hasta 2 litros.
Por tanto, el Palmarés de   sumaba  dos nuevos Títulos, el de Sport-Prototypes hasta dos litros, y el de Sport-Cars también hasta dos litros, conseguidos con sus versiones de competición Porsche 910, 907, 906 y 911…..
Tras dos nuevas e intensas temporadas, donde nunca dejaron de dominar con autoridad la Clase hasta dos litros en 1966 y 1967, la Marca de Stuttgart seguía desarrollando coches ganadores, con una meta clara, construir un modelo de 3 o 5 litros (según determinase el futuro cambio de reglamento) para optar en cada carrera a la victoria … ¡ Absoluta !
En el próximo reportaje (la 3ª parte) desde    os seguiremos relatando esta apasionante Historia de la Marca, desde 1968….. hasta nuestros días.

Pasionporsche & Team StaedtlerCopyrigth © 2017 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *