Spa Porsche Days 2007

   Spa Porsche Days 2007


Un año más, durante el mes de Mayo, tenía lugar una nueva edición de los Porsche Francorchamps Days, una de la citas más importantes para los amantes de las versiones más racing de la marca de Stuttgart, organizada por el dinámico Porsche Club Francorchamps, con Francis Bougelet al frente.
Image
El mítico trazado belga, estrenaba con los Porsche Francorchamps Days, las modificaciones en su trazado (que afortunadamente no eran muchas) impuestas para la celebración del G.P. de F-1
La modificación más significativa, era la desaparición del mítico “Bus-Stop” que era substituido por una chicane de trazado inverso a la anterior.
Image
Con la desaparición del legendario “Bus-Stop”, desaparecía también una parte de la historia de Spa y escenario de adelantamientos antológicos.
Image
El antiguo trazado desembocaba en una recta más corta que ahora, pero con la primera parte en curva hacia la izquierda. Una de la zonas características de Spa que ha sido substituida por una “insulsa” derecha-izquierda de salida excesivamente lenta (muy a la moda de la F-1 actual)
En las imágenes inferiores puede observarse la asepsia de la nueva chicane …
Image
Image
El otro viraje que sufría modificaciones, era la famosa “Source”, si bien sin perder toda su esencia y manteniendo su característica básica, a pesar de perder cierto “glamour” con las nuevas medidas de seguridad.
Image
En “La Source” se ha habilitado una amplia zona de seguridad a la salida, viendo además incrementada la amplitud de su radio.
Image
Image
En la imagen superior puede verse como las protecciones han sido alejadas considerablemente, dejando un amplio espacio al estilo del “Raidillon”, con ello “La Source” no ha perdido toda su esencia y si se ha ganado en seguridad
En la imagen inferior, uno de los incidentes del pasado año, donde podemos apreciar las protecciones al borde mismo del trazado.
Image
El resto del circuito, no ha sido alterado en lo más mínimo, circunscribiéndose las mejoras hechas a temas de seguridad, con lo cual, a excepción del perdido “Bus-Stop”, Spa-Francorchamps mantiene intacta su “magia”.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *