Techno Classica Essen 2009

  Enfront de l’ofensiva judicial de venjança i odi empresa per part del Govern Español i els partits constitucionalistes, contra la Llibertat de premsa, opinió i expressió i contra Catalunya i els seus ciutadans.
Hem decidit “censurar” l’idioma espanyol, progressivament dels centenars d’articles aquí publicats. Espanya s’allunya de l’objectiu de ser una veritable Democràcia, i retorna als seus orígens franquistes, eclesiàstics i imperialistes, que perduren després de la mort del dictador i entre els seus descendents. Sentim vergonya d’aquest país, que no respecta la Llibertat de pensament ni d’expressió.
Mig segle després de la seva mort i després de més de 80 anys des de l’aixecament militar contra els ciutadans, són excessius per tots els que aspirem a ser Lliures

   Facing the judicial offensive as revenge and hate undertaken by the Spanish government and parties constitutionalists, against Freedom of the press, opinion and expression and against Catalonia and its citizens. We have decided to “censor” the Spanish language, progressively from the hundreds of articles published here previously Spain moves away from the goal of being a true democracy, and returns to its francoist, ecclesiastical and imperialist origins, that remain after the death of the dictator and among its descendants.

We are ashamed of this country, where freedom of thought or expression is not respected.
Half a century after his death and after more than 80 years since the military coup, there are no significant  changes only makeup to cover the shame of the dictatorship to which a good part of political parties continue to idolize,
Like a god. Shameful fascist example…

    Techno Classica Essen 2009


Durante los pasados 1 al 5 de Abril se celebraba en Essen una nueva Edición de su Techno Classica, una cita que los amantes de los Clásicos y del Automovilismo Deportivo en General, no se pueden perder, y en esta ocasión tampoco lo hacíamos y en  visitábamos esta impresionante y carismática Feria, donde como siempre ocupaba uno de los lugares de privilegio, junto a otras míticas Marcas.
En la zona central nos encontrábamos con esta colección de clásicos, encabezada por una de las unidades de Porsche 935 de Dick Barbour, mítica Escudería americana, frente a un inmaculadamente blanco 935.
Junto a ellos, todo un abanico de modelos de la Marca, desde los 356 y 356 Spyder, pasando por los Porsche 908/3 de 3 litros, y  370 cv para un peso de 650 kg.
O los 910 de 1966-67 en versiones 6 cilindros 2 litros u ocho cilindros y 2.2 con potencias de 200 y 270 cv
Una preciosa furgoneta del departamento del Team Junior de la Marca transportando dos réplicas a escala de los victoriosos Porsche 936, el de la parte superior, réplica del vencedor en las 24 horas de Le Mans de 1977 y el inferior la del coche vencedor en 1981 de la mítica cita francesa, ambos pilotados en su día por Jacky Ickx
En esta edición, todos los productos de la Marca, estaban presentados por una agrupación de Concesionarios de la Zona y algún Club, en tanto que Porsche A.G. no montaba stand propio, aduciendo el tan traído y llevado recorte de gastos que utilizan algunas marcas. Algo sorprendente, teniendo en cuenta que los beneficios de la Marca han sido de 6/7.000 millones de euros.
Este no era el caso de Mercedes, que ocupaba un pabellón completo, con una impresionante exposición.
Dentro del contexto de un monográfico sobre la fructífera época del Martini-Porsche Racing Team, todo un abanico de coches de diversas disciplinas en las que el Equipo participó.
En la imagen superior uno de los Porsche 936 de 1976-77 participante en el Mundial de Marcas y que con su motor biturbo de 2.140 cc (debido al factor de conversión entre turbos y atmosféricos de 3 litros, 1.4) rendía 540 cv. y se impuso en numerosas pruebas del Mundial.
Compitiendo en la Can-Am americana, el Porsche 917 K-330 dotado de un impresionante motor de 12 cilindros y 5.4 litros turboalimentado que rendía 850 cv siendo pilotado durante 1972 y 1973 por George Follmer y Mark Donohue, el cual en 1975 en un circuito oval de Alabama conseguía el record de velocidad máxima con 355,923 km/h.
Dentro de esta monográfica sobre el Martini-Porsche Racing Team, encontrábamos también una de las preciosas unidades de Porsche 934 que en 1976 se convertía en el sucesor de los victoriosos Porsche 911 RSR 3.0 con su motor monoturbo de 3 litros y turbo KKK rendía 485 cv en las primeras versiones, pero del cual se llegaron a extraer 550 cv en las últimas versiones y que a su vez, fue el predecesor de los Porsche 935
Como lógica evolución, hacían su aparición en ese mismo año 1976, las primeras versiones de los 935/76 con motores  de 2.85 litros alimentados por dos turbos KKK ofrecían una potencia de 560 cv y en manos de los Equipos Kremer y de Georg Loos fueron los grandes dominadores de las carreras del Mundial de Marcas que se disputaban en aquellos años a bordos de los Gr.5 o Siluetas.
Tanto en Europa como en EE.UU los 935 dominaban con claridad y seguían evolucionando sin descanso, debido al potencial que encerraba el coche.
La constante evolución de los 935, llevó al modelo de Stuttgart hasta su último desarrollo en fábrica, donde en 1978 nació el 935/78 denominado familiarmente “Moby-Dick” y que con el motor boxer 6 cilindros de 3.2 litros, entregaba 950 cv, llegando en pruebas de velocidad máxima, hasta los 390 km/h. una de cuyas unidades podemos admirar en el Porsche Museum
Paralelamente a la evolución del 935 en fábrica, algunos afamados preparadores ofrecieron a sus clientes sus particulares versiones, siendo la más rápida y bien evolucionada, la que diseñaron en Porsche Kremer, que dio vida al victorioso 935/K3 que se adjudicó las 24 horas de Le Mans en 1979
Con una aerodinámica rediseñada y una parte trasera inconfundible, el 935/K3 (al margen  del Moby Dick de fábrica) significó la cúspide de la evolución del 935, si bien todavía los Kremer ofrecieron la versión 935/K4 como modelo final.
El motor del K3 (la versión presente en Essen – imagen superior – era uno de los K4) estaba dotada del boxer 6  cilindros de 3.2 litros el cual dotado de 2 turbocompresores entregaba una potencia de 750 cv a 8.200 rpm, con una presión de soplado que podía ajustarse entre los 1.25 y 1.90 bares.
En esta imagen posterior del K4 presente en Essen, puede observarse la disposición de los dos turbo KKK, uno por cada línea de cilindros y la elaborada aerodinámica que desarrollaron en Porsche Kremer. Toda una maravilla de la ingeniería.
Completando esta muestra de las versiones de Competición de Porsche, estaba presente esta unidad de 962 el cual, según el campeonato que disputaba, era equipado con un tipo u otro de versión motriz. Una de las habituales en Europa, era la de 6 cilindros y 3.2 litros monoturbo de 750 cv. usado entre 1985 y 1987 y denominado 962/107
Vista lateral del 962 presente en Essen
Ciertamente curioso el uso al que este Equipo dedicaba a uno de los Porsche 956 (predecesores de los 962) y que obtuvieron la victoria en las 24 Horas de Le Mans en 1984 y 1985 inscritos por el Equipo Joest y con la decoración vista en Essen.
Sin duda, rodar al lado de un buen piloto en este “especial” Taxi de carreras, sin duda, toda una experiencia.
Otro de los “históricos” de la Marca, el 904 GTS que debutaba en 1964, sucesor del 718, y cuya versión GTS se ajustaba a las normas GT FIA. Un modelo que rendía 180 cv y un peso de solo 655 kg. Los precios actuales de una unidad original, superan los 700.000 €
Aquí podíamos ver a uno de los Porsche de competición de la época de finales de los 50, con motor boxer 4 cilindros con el extractor de aire en primer término y con la caja de cambios por detrás del moto, configuración típica de los fórmula.
Precioso y austero el interior del cockpit y gran belleza de la carrocería y detalles de acabado.
Vamos ahora a ver lo que exponen los especialistas en restauración y réplicas ……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *