911 air-cooled el valor de la exclusividad

 

  Los Porsche air-cooled, el valor de la exclusividad

El motivo de que cada año que pasa, su valor y precio sean más altos, si tenemos la suerte de encontrar el modelo que deseamos, porque algunos es imposible conseguirlos por su exclusividad y el placer que sienten sus afortunados propietarios al poseerlo, es muy sencillo y esta introducción pretende mostrar el motivo de todo este Mundo, que se mueve al margen de los coches de catálogo que ofrecen las Marcas.

A modo de introducción, y a medida que todas las Marcas, o casi todas, hacen coches idénticos, sin personalidad, que solo se diferencian por el anagrama (dentro de su segmento, se entiende) que el segmento medio y de uso cotidiano, además de las alianzas entre Marcas, que hacen que muchos de ellos, compartan los mismos motores, chasis y elementos comunes e incluso estética y características, como si fuesen simples electrodomésticos.

Bugatti 1920-1930- la belleza en su estado más puro (opinión personal)

Hace solo unas décadas, los coches de cada Marca, tenían su sello y filosofía personal, adoptando cada grupo de ingenieros, las soluciones mecánicas y dinámicas que consideraban más adecuadas, pero con las absorciones entre ellas y a medida que esos “magos” iban dejando paso al diseño por ordenador, optimizando pero al mismo tiempo despojando de personalidad a las distintas Marcas, actualmente, da igual, dentro de un segmento, que coche se conduce, todos son casi iguales (a excepción de los de muy alta gama, o casi exclusivos y prohibitivos)

Otro auténtico Mito, un race-car inolvidable Ford GT-40 1966

Las fusiones entre distintos grupos, Citröen-Peugeot, Renault-Nissan, VW-Audi-Seat-Skoda-Porsche, BMW-Rover, etc. Mataron esa personalidad propia que tenían por ejemplo todos los Citröen, a modo de ejemplo y el resto, siguieron el mismo camino.

Citröen DS-23 1972

Otro de los ejemplos del auge por los Clásicos que desde que hace unos 100 años, empezó la construcción de coches en USA y Europa (Aston Martin y Chevrolet cumplen 100 años como Marca) todos, absolutamente todos, tenían su personalidad, eran distintos, con diseños que enamoraban o odiábamos, pero todos utilizaban técnicas y diseños distintos.

Mini Cooper S Rally

Esa diversidad de conceptos y filosofías, empezó a morir con la entrada del nuevo siglo, y desde entonces, se ha perdido casi toda la magia de aquellos coches “mágicos” llegando algunas Marcas a volver a producir algún remake de sus antiguos modelos (Ford GT-40, el simpático Mini inglés por la germana BMW, el inolvidable Escarabajo por VW) pero ninguno de ellos, tenían ya nada en común con la magia del coche en que se inspiraban e inspiran……… auténtica adrenalina solo con admirarlos, por tanto, lógicos sus precios con el deseo de poseerlos.

Alguien puede resistir el “deseo” de poseer y pilotar un Jaguar E ?  creo que no, si es un amante del arte y los Clásicos, porque NUNCA se volverán a construir coches como los de décadas pasadas …….

Se perdió la Magia y el arte de los ingenieros en su construcción, que ahora se optimiza, espacio-prestaciones-consumo-elementos comunes para abaratar costes, mediante el diseño por ordenador que utiliza la lógica, la solución más rentable para su fabricación, pero no es capaz de clonar (afortunadamente) la Magia de los Alfa-Romeo, Bugatti, Jaguar, ni la diferencia de conceptos entre coches alemanes, italianos, franceses, británicos, asiáticos o americanos.

Otro creciente movimiento, que nos demuestra claramente, que para algunas personas, un coche, es “algo más” que un simple medio de movilidad, como ahora esta de moda, es el auge de los Salones y Eventos de Clásicos.

La última edición de la Techno Classica de Essen de 2016, tuvo una afluencia de visitantes superior a los 200.000 entusiastas de los Clásicos, con expositores de 41 países y más de 1.250 expositores.

En cuanto a los precios, realmente son muy altos, pueden parecer desorbitados, pero quien desee tener por ejemplo una unidad del purista Ferrari F-40 no va a encontrar ninguno por debajo de 1.3 o 1.6 millones de €, porque hay los que hay, y quien desee uno, no tiene más remedio que pagar su valor de cotización, como un buen cuadro u obra de arte, que en realidad es lo que son muchos de estos maravillosos coches.

y ….de poseer un modelo irrepetible …. un verdadero Lujo, cada año que pasa, más apreciado y exclusivo, para los amantes de los coches Míticos que ya nunca se volverán a fabricar, como tantos otros objetos y Marcas de culto entre los coleccionistas.

Con respecto a los modelos de Marca que nos ocupa en estas páginas, su modelo 356 primera versión de 1948 y sus posteriores versiones A (1955/1959), B (1959/1963) y C la última (63/66) se construyeron un total de 76.313 unidades, (primera versión-7.627) (del 356/A 21.045) (de la versión B, la más vendida-30.963 unidades) y finalmente del (356-C que ya tuvo que competir con la versión 912 y 911 de la Marca de Stuttgart, 16.678 ejemplares) que en total sumaron una producción de 76.313 unidades, por tanto, no es de extrañar, que quien desee poseer una de estas unidades, los precios de uno de estos míticos Clásicos, supera los 200.000 € pudiendo superar los 400.000 € en algunas unidades muy cuidadas.  Y si el modelo que deseamos es un Speedster los precios aumentan proporcionalmente unos 100.000 € más, algo muy lógico, dada la belleza y exclusividad de dicha versión.

Si nos compramos (por ejemplo un BMW Serie 3 Coupe) por poner un ejemplo, sin duda es una excelente compra, pero ……, 10 o 15 años después, su valor es totalmente “residual”. Porqué? pues porque es un coche de gran serie, hay miles como el y terminan como coche de cambio para la adquisición del nuevo, revendiéndose el usado, a precio de saldo.

Son grandes coches, bien construidos, que nos ofrecen un excelente servicio y muy equilibrados, pero que como las “lavadoras” cuando aparece el nuevo modelo, pasan al reciclaje, es así de simple, desapareciendo miles de modelos, si no tienen algo “especial” que los mantenga como un “objeto de deseo”.

Incluso un modelo apreciado en su momento “solo” por la gente más racing, igual que poco conocidoy con pocas unidades vendidas, como era el Renault 5 Alpine, después de 33 años (compré uno que conservo pero que tuve que encargar a la Regie (en España se servían por encargo) y a pesar de no ser de los Renault más buscados, como es el Turbo 1 y 2 de motor central, su valor de compra nuevo, se ha llegado a duplicar, pasando del poco más de 1.000.000  de las antiguas pts que costaba en España a pedirse por unidades en perfecto estado, entre 20 y 25 mil € lo que me parece un precio excesivo, pero, cada día quedan menos en buenas condiciones, y lo que es seguro, es que siempre valdrá más de lo que costó en 1982/1983. El motivo, el de siempre, la exclusividad y las pocas unidades fabricadas.

Si a nivel de un simple Renault 5 Alpine Turbo de 1394 cc. con poco más de 100 cv de potencia y 830 kg de peso, se ha producido esta revalorización, como no va a producirse en los siempre admirados, Miticos e Históricos Porsche 911 air-cooled ?

Recapitulando y centrándonos en los Porsche, tanto los air-cooled, como los antiguos modelos de competición, anteriores a la aparición de los 996 GT3, que supuso el final de la producción de los air-cooled y por tanto, su entrada virtual en el Selecto Club de los Clasicos.

Todos lo expertos, entre ellos Klaus Bhörer, el fundador del Club Porsche España, además de porschista hasta la médula, 20 años atrás, ya intuían lo que pasaría en un futuro aún lejano, con los Clásicos Porsche air-cooled, y su consejo invariable, era, si se pedía su opinión, comprar sin dudarlo !, especialmente algunos modelos especiales, lo que más buscados, serían  en un futuro a medio y corto plazo, coches muy valorados, como en su momento ocurrió con el Porsche 911 2.7 RS de 1973.

En la imagen inferior, otra de la Joyas producidas por Porsche Motorsport, el 911 ST 2.5, que pilotaban en el Old Timer Jürgen Barth-Chris Stahl y Walter Röhrl, con la asistencia de los afamados preparadores Stimming

Buena prueba de ello, nos la dio Klaus, cuando en el Old Timer GP en 2004, regresó tras haber adquirido este magnífico Porsche 959 que había pertenecido a Hans J.Stuck, el conocido ex-piloto de F1 y posteriormente de Resistencia con BMW y Porsche. Una gran adquisición por su parte.
 
 

Lo más importante, era localizar unidades en perfecto estado, y, aunque en aquellos años, nos pareciese que tenían un precio muy alto, eso no iba a ser nada, más bien casi una ganga, 15 años después, además del orgullo que suponían tener una de esas unidades tan especiales en nuestro garaje.

Comprar una unidad que deseábamos tener, suponía dos cosas que iban aparejadas, el orgullo o capricho de ser el propietario de esa unidad concreta y saber que ese deseo, no suponía un desembolso importante a fondo perdido como con un coche al uso actual; suponía invertir en algo que con el tiempo, subiría de valor de forma segura y bostensible

Angie y yo, por nuestra parte, andábamos a la búsqueda de un Porsche 964 RS-92, cuyo precio estaba en aquellos años, sobre el que podían valer dos unidades de 964 C2 o C4, pero los RS eran un producto desarrollado por el departamento de para reemplazar a sus 964 Carrera 2 de la Porsche Cup, que se disputaba ya en aquellos años 90, como carrera previa a la mayoría de pruebas de la Fórmula 1, y que dinámicamente, era tremendamente superior a sus hermanos de calle, a pesar de que seguía siendo un coche que podía usarse a diario, si bien, sin las comodidades de que disponían los 964.

Para adquirir una buena unidad, es imprescindible la paciencia, y cuando tras tres días de ver varias unidades que no estaban perfectas, o que carecían de alguno de sus elementos originales, como las exclusivas llantas de magnesio, asumíamos que la búsqueda iba a resultar infructuosa y regresaríamos a España sin haner podido encontrar la unidad que buscábamos, fue precisamente Klaus Bhörer, quien nos dijo, que había visto uno, que no estaba expuesto a la venta, pero que en los conocidos especialistas de Andernach, con los que Klaus solía trabajar con su colección de Clásicos, había una unidad, tapada con una lona, y que estaba perfecta para comprar, si bien su precio no era bajo, era el que el coche realmente valía.
 
 

No lo dudamos ni un instante, Klaus nos dijo lo que siempre había sido su lema, puede ser caro, pero es un gran inversión, y si Klaus decía que era una unidad “perfecta”, dada su experiencia, debía de serlo .

Así que al día siguiente, con el 993 Biturbo y acompañados por amigos de la expedición al Olt Timer GP fuimos a ver a Daniel y Jürgen, nos mostró el coche, lo probamos, y era una maravilla de reacciones, comparado con nuestro anterior 964 C4.
 
Se trataba de una unidad 964 RS lightweight con menos de 50.000 km perfectamente cuidada y en la que se notaba, por su gran rendimiento, la profesionalidad y experiencia de Daniel y Jürgen de Bale Motorsport, le pusimos unas placas y lo probamos …. una maravilla de RS, aceleración, sonido, frenos, todo perfecto y espectacular, era lo que estábamos buscando hacía varios meses y lo compramos!
 
 
No lo compramos con vistas a su posterior revalorización, básicamente lo hicimos porque deseaba para aprender a pilotar como yo deseaba, un coche del nivel y exigencia del RS, un coche diseñado para circuito, pero como “todos” los Porsche hasta 1998, apto para cualquier uso y con una fiabilidad a toda prueba. No en vano, la Marca de Stuttgart era todo un referente y la más laureada en pruebas de larga distancia.
 
 
Como hacíamos hincapié anteriormente, no comprábamos el RS con fines especulativos, ya que el motivo era correr con el en Spa-Francorchamps y el resto de Track Days que organizaba el   por lo que el coche, ha sido mi “escuela” y ha recibido paulatinamente, numerosas mejoras por parte de Daniel y Jürgen en que lo han hecho, más de 1 segundo más rápido por km en circuito, una mejora importante, que puede revertirse si fuese necesario (suspensiones de Cup, frenos y mejoras de motor, que ahora ofrece 304,5 hp frente a los 260 con que el coche sale de base, manteniendo todo conforme a la serie, cilindrada de 3.6 y escape casi de serie también.
 
En la imagen superior, el coche de serie, llantas 17″ y motor de 260 cv en 2005, cuando entrenábamos junto a M Cintrano y su RS
 
Desde su compra e inicio en circuito con llantas de 17″, hasta alcanzar optimizarlo como los últimos y mejores 964 Cup con llantas de 18″, la mejora ha sido espectacular y del todo reversible, como apuntábamos antes, para dejarlo de serie de nuevo.
 
En la imagen inferior, pueden apreciarse los cambios que introducimos en 2007 y que nos aportaron una mejora ostensible, rodando más rápido que los 996 y 997 GT3 de serie que ofrecían 415 cv (110 más que el 964 Cup, pero más pesados).
 
 
Los míticos aircooled, permitían una mejoras espectaculares, además de su proverbial fiabilidad.
 
Retomando el hilo de los altos precios de los Clásicos aircooled, actualmente, el precio de nuestro RS, se ha multiplicado por cuatro! en el peor de los casos, obteniendo con el, mucha diversión, al tiempo que cada año, se revaloriza más.
 
La mejor forma de aprender sobre Porsche y los Clásicos, es escuchar a personas como las anteriormente mencionadas y otras, que lo saben “todo” sobre las décadas gloriosas de la Marca.
 
Conozco muchos porchistas, que tras vender su air-cooled por un más moderno y excelente GT3, no han dudado en “retornar” a sus orígenes y se han vuelto a comprar un air-cooled, si bien, con el tiempo, son más escasas las unidades “especiales” y por supuesto más caras.
 
Quien disponga de lugar para conservar su 911, SC, 964 o 993, que no dude en quedarse con el coche en su garaje, además de ser un placer conducirlos, admirarlos y oir su inconfundible sonido, son la mejor de las inversiones (Porsche o cualquier otra Marca de las que enumerábamos al inicio, Jaguar por ejemplo).
 
Si dispusiese de bastante más dinero para invertir, en absoluto me importaría atesorar algunos de los coches que se han convertido en “auténticos Iconos”, pero nunca es posible tener todo lo que se desea y por mi parte, mi última compra, de uno de los race-car salidos del talento y experiencia de los ingenieros de y que viendo alguna de las pocas unidades que había en España compitiendo ……
 
……  ya me dejaba con la boca abierta y el pulso acelerado,  cuando con 17 años y a pie de cuneta, veía pasar con el a José Trabal, con su inmaculadamente blanco 911 3.0 RSR Gr.4 de fábrica, un coche imbatible entre los GT, con una potencia (para la época) y sonido maravillosos
 
 
Si bien los desorbitados precios que hay que pagar por una unidad original de las pocas que quedan de este modelo tan laureado, me impedían hacerme con una unidad original, me siento muy afortunado con la “réplica” FIA que tengo, sabiendo que es un coche, que atesora cuatro! Campeonatos consecutivos de Velocidad para Clásicos, siendo una de las mejores unidades que construyeron los especialistas portugueses del Garagem Aurora, y su fundador, el “maestro” Eduardo.
 
 
Dieciocho años separan a estos dos 911, pero su esencia, su espíritu, es exactamente el mismo, más parco el RSR de circuito, que el polivalente 964 RS o un 2.8 RSR o 2.7 RS, pero ambos son dos pequeños ejemplos, de los coches que salieron de la genialidad de los Ingenieros de aquella época en 
 
Uno de los más mediáticos, Norbert Singer, pero infinidad de privilegiados cerebros, trabajaron en dar décadas de vida a un Icono como el 911 air-cooled.
 
 
Solo un privilegiado grupo de coches con gran diseño, Historia y victorias, pueden presumir, de ser “Inmortales”, el resto terminan sus días reciclados como chatarra.
 
Mi consejo y el de todos los que aman este tipo de coches y clásicos, es claro, si se presenta la oportunidad, y encontráis el modelo de 911 que deseáis, no lo dudeis, … compradlo !  caro?  es posible, pero un valor en alza, que siempre podréis volver a revertir con su posterior venta.
 
Un cordial saludo para todos desde este site, dedicado precisamente al Mito 911
 
Os dejamos con esta imagen del corazón que empuja al 911, en este caso el de un 3.0 Turbo, el  mítico 930 y un titular de prensa especializada
 
 
Es posible, que a pesar de nuestra opinión personal con respecto a los 911 air-cooled, una pequeña muestra de que no andamos desencaminados, es que en otros países con más tradición, conocimientos y especialmente, cultura automovilística como los británicos, franceses y una interminable lista de países y culturas, que comprenden perfectamente, el valor de los Clásicos.
 
La próxima portada de la revista francesa Speedster nos saluda con este titular haciendo referencia a dos coches que fueron los “últimos” coches de competición, salidos de Porsche Motorsport y ……. matriculables para utilizar a diario.  Lo últimos de una estirpe.  El titular los define claramente.
 
Les plus RennSport des  911 RS …..
 
 
Un cordial saludo desde la redacción, y …. buena compra.
 
 
       
 
 
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *